Compartir

La consejera del Área, Isabel García, ha asegurado que “la formación medioambiental es indispensable”

Las Oficinas de Gestión del Parque Rural de Teno, en la finca Los Pedregales del municipio de Buenavista, acogieron este mes de febrero un encuentro formativo con alumnos del módulo de Técnico Deportivo de Barrancos del IES Geneto.

“La colaboración con los centros educativos es una prioridad desde el Área de Medio Natural, porque la formación es indispensable para una correcta concienciación medioambiental”, indicó la consejera de Medio Natural y Seguridad Isabel García, que añadió que “máxime cuando estos estudiantes se están formando para desarrollar su profesión en un entorno tan frágil como son los barrancos en zonas protegidas”.

Agentes de Medio Ambiente y personal de la oficina de información dieron a conocer a los alumnos, tanto los valores naturales del Parque Rural de Teno, como la regulación existente en cuanto a la práctica de la actividad de barranquismo en este entorno tan sensible de la isla.

Los alumnos y alumnas del citado instituto mostraron interés y motivación en las propuestas que se les hicieron en esta visita. El descenso de barranco en la isla pasa por un control exhaustivo y, concretamente en el Parque Rural de Teno, está limitada en algunos barrancos.

Para los descensos del Barranco de Carrizales y de Lomo Morín, que son de los más atractivos y solicitados, se debe pedir la autorización desde la central de reservas de infraestructuras del Cabildo, a través de la web. Por otro lado, los barrancos de los acantilados de Los Gigantes, que ocupan zonas dentro de las áreas críticas del lagarto gigante de Tenerife, al ser zonas muy sensibles, no está permitida.