Compartir

La portavoz del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pepa Luzardo, ha denunciado este martes, 2 de junio, que los niños de las Escuelas Infantiles Municipales más vulnerables siguen sin recibir la tarjeta de alimentos con la que sus familias puedan hacer la compra, al atravesar una situación económica comprometida.

Luzardo recuerda que entre el 14 de marzo, día en el que se decretó el Estado de Alarma, y el 30 del mismo mes, los menores no recibieron ninguna ayuda por parte del Ayuntamiento. “El día 30 un total de 340 niños sí recibieron, por fin, esta ayuda social, con el compromiso de que los 16 primeros días serían compensados, algo que no ha ocurrido”, afirma la edil del PP.

“Sin embargo, dos meses después, y cuando los niños en situación de vulnerabilidad ya alcanzan los 540, comprobamos cómo los padres y madres de los menores de 0 a 3 años que tienen derecho a percibir esta prestación siguen desesperados porque el Ayuntamiento no realiza la recarga o entrega de nuevas tarjetas para poder ir al supermercado”, enfatiza.

El origen del problema está en los impagos que el grupo de gobierno mantiene con la cadena de supermercados con la que ha acordado la gestión de esta ayuda, y que imposibilita que las familias de los 200 niños que entre abril y mayo la solicitaron por primera vez puedan disponer de ella, mientras que los 340 restantes la reciban por segunda vez desde el estallido de la pandemia.

En mayo se entregó una cesta del Cabildo con productos agrícolas y ganaderos para paliar la falta de ayudas, algo que a todas luces es insuficiente, porque una de las fortalezas de entregar tarjetas de supermercado es que se pueden adquirir productos como pañales o leche el polvo, recuerda la portavoz del PP.

En lo que va de crisis socio-sanitaria solo se ha realizado una modificación presupuestaria para destinada a sufragar el incremento de peticiones para la compra de alimentos, a pesar de haberse disparado desde el inicio de la crisis el número de personas que acuden a los servicios sociales del Ayuntamiento para pedir ayuda, algo que además “el Alcalde debería ver todas las mañana cuando apenas a unos metros de su despacho, decenas de personas esperan a las puertas de la Cruz Roja para solicitar ayuda”.

 “¿Qué pasará con la comida de estos niños en junio y julio?”, se pregunta Luzardoquien califica de “inmoral” que el mismo día que se confirmó que los niños y niñas de la ciudad en peores circunstancias no habían recibido la ayuda municipal, “el Boletín Oficial del Estado publicara la convocatoria de dos nuevos altos cargos para el área de Urbanismo, en concreto, las plazas de Director General y Coordinador General” con los que el grupo de gobierno (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) copa toda la estructura de altos cargos que diseñó en julio de 2019.

Estos nuevos altos cargos, que se suman a los que ya se incorporaron a finales del verano pasado, percibirán una retribución de 40.951,33 y 43.591,80 euros respectivamente, lo que suma un total de casi 100.000 euros al año, “un 10% del total de lo que han dedicado hasta el momento a aumentar las ayudas sociales. Si esto es un gobierno de progreso, como ellos dicen permanentemente, a mí que me lo expliquen”, concluye.