Compartir
Imagen de archivo

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria lamenta profundamente el fallecimiento ocurrido ayer en Madrid, del artista Martín Chirino, natural de la zona Puerto y nombrado Hijo Predilecto de la Ciudad en 1981.

El Alcalde de la capital, Augusto Hidalgo, transmite, en nombre de toda la Corporación municipal, sus más sentidas condolencias a la familia, amigos y compañeros del reconocido escultor.

“Lamentamos profundamente la perdida de este gran artista de alcance internacional en el panorama de las artes plásticas”, señala el alcalde que destaca el legado artístico inmenso que deja Chirino. En este sentido, destaca que “afortunadamente, en su ciudad natal hemos podido acoger su Fundación, radicada en el Castillo de La Luz, que contribuye a que su lección prospere en esta ciudad, tal y como él deseaba, y a colocar a Las Palmas de Gran Canaria en el panorama internacional”, añade.

Hidalgo recuerda que Martín Chirino era capaz de moldear y forjar en hierro y convertir en arte sus ideas y su pensamiento, “y nos deja un legado inmenso desde el punto de vista artístico, un legado patrimonial desde el punto de vista de la plástica en Las Palmas de Gran Canaria y a nivel mundial, pero sobre todo nos deja un reguero de ideas y un proyecto de pensamiento a través de su Fundación, que no podrá nadie olvidar”.

La Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, con sede en el emblemático Castillo de La Luz de Las Palmas de Gran Canaria, nació en 2015 y contiene una muestra permanente de piezas únicas del escultor, además de ofrecer un programa permanente de acciones dirigidas a las actividad creadora, la reflexión, la investigación y el debate, a través de una institución sin ánimo de lucro que pretende ser un punto de encuentro para el debate, la exposición, la formación y documentación relacionada con el legado artístico e intelectual del artista.

Chirino comenzó sus estudios en Las Palmas de Gran Canaria que luego completaría en Madrid a dónde se trasladó en 1948 y en donde residió de forma casi permanente desde 1955, coincidiendo con otros insignes artistas de la época, entre ellos el también canario Manolo Millares, con los que fundó el grupo El Paso.

Además de ser reconocido como Hijo Predilecto por su ciudad natal, Martín Chirino obtuvo, entre otros reconocimientos, el Premio Nacional de Artes Plásticas, Premio Canarias de Artes Plásticas, Medalla de Oro a las Bellas Artes y Medalla de Honor del Círculo de Bellas Artes de Madrid. También era doctor honoris causa por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), cuyo símbolo es un anagrama de la obra de Chirino El Pensador.

Esta obra, precisamente, se encuentra ubicada en el campus de Tafira, igual que otras obras de Chirino que se exponen en espacios públicos de la capital, como La espiral del viento, en Triana, o Lady Harimaguada, en el paseo de la Avenida Marítima. Esta última escultura se ha convertido en todo un símbolo para la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y de hecho los premios del Festival Internacional de Cine de la ciudad que organiza el Ayuntamiento, son una réplica de la obra de Chirino.