Compartir

El Servicio de Ayuda a Domicilio dirigido a las personas mayores para que puedan mantenerse en su entorno habitual de vida ha incorporado desde el pasado 4 de noviembre a 16 usuarios más, de tal forma que ya son 46 las personas mayores que reciben esta atención en el municipio de Santa Brígida.

Un incremento que responde, según precisa la concejala de Acción Social, Carmen del Rosario Montesdeoca, a la firma de un nuevo contrato con la empresa Imesapi. Tras más de un año prestando el servicio sin cobertura legal se llegó a barajar su cierre en el anterior mandato e incluso la empresa también renunció a dar continuidad a esta asistencia. La voluntad, según la edil, es atender al mayor número de personas posible.
Antes de que se firmara el contrato, 33 personas permanecían en lista de espera y en sólo un mes se ha dado respuesta a 16 de ellas. La previsión que maneja el Ayuntamiento de cara al año 2020 es que el presupuesto destinado a este servicio llegue a 140.000 mil euros para poder ir incorporando a más personas que lo necesiten y que se encuentren en una situación compleja.
El Servicio de Ayuda a Domicilio ofrece atenciones dirigidas al cuidado e higiene personal, a facilitar la movilidad en la vivienda, asesoramiento puntual para el desarrollo de capacidades personales y de hábitos de vida adecuados, así como otros apoyos de carácter doméstico, según precise cada caso.
El alcalde del municipio, Miguel Jorge Blanco y la concejala del área mantuvieron hoy un encuentro con el gerente de la empresa Imesapi, Juan Ramón Castilla para realizar un seguimiento del servicio.