Quantcast

Granadilla de Abona estrena nuevo servicio de vigilancia y salvamento en el litoral

El alcalde firmó el contrato por un importe superior a un millón de euros y que desarrollará Cruz Roja Española

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Seguridad, estrena nuevo servicio de vigilancia y salvamento en las playas del municipio. El alcalde, José Domingo Regalado, acompañado por la concejala del área, María Candelaria Rodríguez, rubricó en el día de hoy el contrato con Cruz Roja Española, de ‘Vigilancia, Salvamento, Socorrismo, Primeros Auxilios y Atención a Personas con Diversidad Funcional’, por un periodo de tres años y un importe superior al millón de euros.

José Domingo Regalado destaca la relevancia de este nuevo servicio que comienza desde mañana viernes 3 de julio y que abarca una amplia zona del litoral del municipio, y que supondrá una gran mejora en la cobertura del servicio y que redundará en la seguridad y bienestar de los usuarios de nuestras zonas de baño, especialmente en esta época estival de gran afluencia de visitantes y bañistas.

El servicio, que abarca las playas de El Médano, Leocadio Machado, La Jaquita, La Tejita y el Chimborro, comprende cualquier incidencia que se produzca, búsqueda, rescate, salvamento y evacuación de víctimas del medio acuático, además de informar y asesorar a la ciudadanía ante posibles riesgos derivados del baño. De forma más detallada, las actuaciones son las acciones directas de salvamento acuático, vigilancia en la playa y en el mar, el rescate de víctimas y búsqueda de personas perdidas y asistencia de primeros auxilios en el puesto de socorro ubicado en El Médano.

Por su parte, María Candelaria Rodríguez explica que el equipo humano de vigilancia estará compuesto por un equipo de nueve socorristas y un jefe de playas, que trabajarán para la seguridad y el disfrute de los numerosos bañistas que se acercan a las playas del municipio durante todo el año, y especialmente en periodos vacacionales y en verano.

También, la prestación contempla la cobertura de toda situación de socorro, asistencia sanitaria y atención a personas con discapacidad que se observe o que reclamen los usuarios de las playas, así como a otros cuerpos de seguridad, centros de coordinación, salvamento marítimo o demás grupos operativos. Otras funciones serán la comunicación a los distintos medios que lo requieran, del estado del mar, izado de banderas de señalización que corresponda en cada momento y la colocación de cartelería informativa.

Los representantes municipales aprovechan para dirigir un mensaje de concienciación y sensibilización a la población y visitantes en esta nueva etapa tras del estado de alarma por la COVID-19, para el cumplimiento de las medidas sanitarias de seguridad establecidas y evitar posibles contagios.

Comentarios de Facebook