Compartir

El Plan tiene vigencia desde esta noche a las 22.00 horas

La posibilidad de fuertes lluvias y tormenta se espera para mañana jueves

Es necesario no aparcar en ningún  cauce, mucho menos en Ojos de Garza, Arguineguín ni Bañaderos para no ponerse en peligro a sí mismos, a otras personas ni al personal de emergencias

El Cabildo pide a la población que también se prepare para afrontar este anuncio sin perder de vista que es una predicción y que, de confirmarse, conlleva riesgo de riadas y arrastres

El Cabildo de Gran Canaria ha activado el Plan de Emergencias Insular en fase de prealerta por la posibilidad de fuertes lluvias y tormenta este jueves, por lo que es necesario que la población también se prepare, no aparque coches en los cauces ni barrancos, evite cruzarlos y revise azoteas y objetos que puedan ser arrastrados por el agua y el viento.

El Cabildo ha activado el Plancon vigencia a partir de las 22.00 horas a tenor de la predicción de la Aemety en coordinación con el Gobierno de Canarias, del mismo modo que ahora serán los municipios los que activen sus respectivos planes para estar pendientes de la evolución del aviso y afrontar la situación en caso de que finalmente se produzca. De cualquier modo, sus policías locales y Protección Civil, entre otros servicios, ya comenzaron sus labores de revisión y prevención, al igual que el personal del Cabildo, tanto de Emergencias, Carreteras como Aguas.

Las áreas recreativas permanecerán cerradas mañana jueves y el viernes, mientras las de acampada permanecerán abiertas pero con aviso a los usuarios de la incomodidad de usarlas.

La previsión es que cruce un temporal de sur a norte, de modo que las costas noreste, este y sureste, es decir de la capital al sur, sean las zonas más afectadas, así como las medianías bajas. La Aemet indica que pueden ser no solo intensas y persistentes, sino localmente fuertes y tormentosas, lo que dada la orografía de Gran Canaria conlleva el peligro de riadas y arrastres, tal como ya se ha podido comprobar en recientes episodios.

Por ello, y para evitar que algunos coches acaben en el mar, que los conductores se pongan en peligro, pongan el riesgo a otras personas que puedan ser arrastradas por sus coches, así como para evitar poner en peligro al personal de emergencias, es necesario cumplir a rajatabla la prohibición de aparcar en cauces y barrancos.

Los más problemáticos son los de Telde, Arucas y Mogán, ya que aparte de sufrir riadas, los conductores persisten en aparcar en los de Ojos de Garza, Arguineguín y Bañaderos.

También es necesario revisar azoteas, desagües y objetos que puedan ser arrastrados por el agua o el viento y estar muy atentos a las informaciones oficiales emitidas acerca de la evolución del temporal y de las precauciones a tomar en cada momento.

Las redes del Cabildo, su Facebook y Twitter, informarán de cualquier cambio o incidencia, así como de la evolución de este nuevo fenómeno meteorológico adverso.