Compartir

 Más de 80 stands de artesanos y 27 comerciales participaron en esta cita destinada a todos los amantes del mundo del cómic y del manga que trajo a Las Palmas de Gran Canaria a reconocidos creadores y amantes del mundo del cómic

 

El Festival del manga y la Gran Canaria Cómic-Can volvieron a batir récords de participación en su décima edición, registrando más de 25.000 asistentes durante el pasado fin de semana en las instalaciones de Infecar, suponiendo todo un éxito para la asociación cultural Ecolucan, responsable de su organización junto con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Cabildo de Gran Canaria.

El Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, acudió a este evento junto con la consejera de Educación y Juventud del Cabildo de Gran Canaria, Olaila Morán Ramírez, el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, y el representante de Ecolucan, Miguel Núñez, conociendo de primera mano los más de 80 stands de artesanos y 27 recintos comerciales operaron en este evento.

Para esta edición se contó con la presencia de autores como Tomás Giorello, con una impresionante trayectoria en series como Batman, Conan o Star Wars, así como Vicente Alcázar, veterano autor que es historia misma del Cómic, y la Cosplayer internacional Florencia Sofen, que ha participado en Festivales de tres continentes.

Al mismo tiempo, se celebraron 20 concursos relacionados con el mundo del cómic, más de 10 talleres con diversas y variadas actividades para niños y adultos, conferencias de Autores de prestigio internacional y de actores relacionados con el cómic y el cine de género. Este año fueron 13 los artistas, incluyendo una vez más con ilustradores de las compañías más punteras del mercado, como Marvel y DC.

También se habilitó un espacio para los videojuegos, con más de 60 equipos informáticos, que junto a 16 consolas, se dio a conocer a los visitantes las novedades del sector junto con la presencia de los títulos clásicos y más populares de la historia.

Asimismo, se han incluido exposiciones, entre las ya clásicas de Star Wars y del mundo de los cómics, con la novedad este año de contar con un recinto especial dedicado al mundo del terror, en donde se pudo ver sorprendentes piezas exclusivas relacionadas con cómics y películas de este género.