Compartir

Este mercado fue uno de los primeros en abrir sus puertas en el sur de Tenerife.

 

El Mercado del Agricultor de San Miguel de Abona celebra el próximo 20 de julio su 19º Aniversario, un día en el que conmemorará el nacimiento de un proyecto que pretendía impulsar la economía del sector y proporcionar a quienes se dedican a la agricultura un lugar donde poder vender sus productos a unos precios adecuados que les permitiese mantener su actividad, afectada en su momento por la mayor competencia de trabajo ofertada por el sector servicio.

Tras diecinueve años de existencia, la valoración por parte del ayuntamiento de San Miguel de Abona, así como por parte de la propia Asocación del Mercado, es muy positiva. Así, el alcalde, Arturo González, pone de manifiesto “el buen trabajo y gran evolución que el mercado ha experimentado a lo largo de estos años, lo cual ha hecho que aumente el número de puestos de venta así como su clientela”. Asimismo, añade que “se ha ha favorecido al  sector agrícola y artesano de la comarca para la venta de sus productos elaborados tradicionalmente, quienes además proporcionan productos frescos, económicos y de máxima calidad”.

Por su parte, el concejal de agricultura, Lot García,  menciona que “nuestro mercado cuenta con productos de Km 0, es decir, productos locales que no recorren cientos de kilómetros para llegar al punto de venta”, apuntando que de esta manera “existen menos intermediarios y el reparto de ganancias es más justo y se ayuda a la economía local”.

Cabe destacar que el Mercado del Agricultor de San Miguel de Abona fue de los primeros en abrir sus puertas en el Sur de Tenerife, y desde entonces se ha consolidado como uno de los puntos de referencia más importantes para comprar y vender productos frescos y artesanales. Frutas, verduras, repostería, bollería artesanal, pescado, queso, carne, miel…, son algunos de los géneros que cada fin de semana se ponen al alcance de aquellas personas que optan por comprar directamente en dicho recinto.

Actualmente se cuenta con 83 puestos fijos de venta en una nave de 703’62 m2, que además dispone de oficina administrativa, zona de cafetería, parque infantil y amplios aparcamientos.