Compartir

La consejera del Área de Medio Natural y Seguridad de la institución insular, Isabel García, explica que esta decisión se toma después del comportamiento del pasado fin de semana donde se rompieron las barreras de prohibición que prevé la desescalada para evitar las aglomeraciones en El Teide

Recuerda que las áreas recreativas, centros de visitantes y zonas de acampada permanecen cerradas y su uso es constituyente de denuncia

Las imágenes de denuncia en las redes sociales han generado un gran rechazo entre la población y el departamento ha preparado una campaña para recordar a los residentes “nuestra obligación de mantener la naturaleza en el mejor estado después de estos meses de confinamiento donde ha vuelto a florecer”

La consejera de Medio Natural y Seguridad del Cabildo de Tenerife, Isabel García, tras las imágenes que se pudieron ver el pasado fin de semana en las redes sociales, donde se registraron aglomeraciones en El Teide, en las que incluso se llegó a romper los precintos de seguridad colocados en los aparcamientos, anuncia que se intensificarán los controles en los espacios naturales.

En este sentido, recuerda además que en el actual estado de fase 2 los accesos a los parques naturales se hallan limitados, según establece el BOE, a un 20% de su capacidad, por lo tanto, los aparcamientos ubicados en ellos se encuentran balizados y su capacidad reducida, y el acceso a los mismos, eliminación de las barreras de protección o de cintas balizadoras son acciones que se denunciarán y serán penalizadas por las autoridades competentes.

La consejera ha advertido de que “hemos dado un margen de confianza a la población, que han roto, igual que los precintos, este fin de semana. Tienen que entender que las normas de acceso a los espacios naturales, en nuestro caso incluido un Parque Nacional, son dictadas desde el Ministerio de Sanidad en esta fase, como el resto de las que se establecen en las fases de la desescalada, y que si no se cumplen se movilizará a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para que se respeten”, y añadió que el pasado fin de semana “se ha producido una situación de verdadera invasión en los espacios naturales de la isla, y se ha percibido una gran falta de conciencia social y medioambiental, evidenciándose casos de coches aparcados fuera de los lugares destinados al efecto, eliminación de señalizaciones, entre otros”.

La consejera entiende que “estamos ante una oportunidad única, la naturaleza ha tenido dos meses escasos para recuperarse un poco y es momento, aprovechando el cero turístico y la desescalada, para retratarnos y demostrar que de verdad tenemos conciencia ecológica y medioambiental y que no solo es una pose en las redes, por eso pido, con la campaña que vamos a hacer, que se comprometan para que se respeten las normas”.

“Los parques naturales están abiertos en la fase 2 de la desescalada al 20% de su capacidad, es por ello que los aparcamientos en las zonas protegidas se hallan balizados y está prohibido saltarse estas limitaciones”, dijo la consejera, quien apuntó, además que “las zonas recreativas y de acampada están cerradas y su uso es constituyente de denuncia”, dijo, “queremos recordar a la población, insistentemente que no se puede hacer uso de estos espacios hasta que se pueda certificar la seguridad de las personas, y aún no estamos en ese momento”.

A este respecto, y según establece el BOE, se podrán realizar actividades en el medio natural, pero siempre con el límite de 20 personas por grupo y está permitido el desplazamiento en vehículo desde cualquier punto de la isla al punto de acceso de la actividad, respetando siempre ese cupo máximo del 20% de ocupación.