Compartir

Flexibilizar el pago de impuestos, agilizar el pago a proveedores, devolución de cuotas por servicios municipales y la suspensión de arrendamientos, son algunas de las medidas que contempla este nuevo decreto

Incrementar las partidas de ayudas de emergencia social y el servicio de ayuda a domicilio, así como la propuesta de un plan extraordinario de empleo, se incluyen entre las medidas de carácter social

 

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, ha firmado este viernes por decreto un paquete de medidas económicas y de carácter social encaminadas a minimizar el impacto que la actual crisis sanitaria está ocasionando a nivel local, con el fin de flexibilizar la normativa fiscal y movilizar recursos que den respuesta a las circunstancias excepcionales que se están viviendo tras el Estado de Alarma decretado por el Gobierno. Sosa explicó que la prioridad es ayudar y estar cerca de las personas más vulnerables y afectadas económicamente por esta grave situación.
Para ello, se dará flexibilidad para el pago de tasas e impuestos ampliando el plazo hasta el 15 de mayo de los pagos de impuestos/tasas con período voluntario vigente.  Los plazos de los periodos voluntarios de pago de las obligaciones y tasas se retrasan hasta el 1 de junio y se amplían a tres meses de plazo hasta el 1 de septiembre (impuesto de circulación, vados y basuras). Esta medida se suma a la ya adoptada por el Ayuntamiento de Gáldar, relativa a la bajada del Tipo Impositivo del IBI urbano al 0,50 con efecto en el recibo de este año 2020, que supuso un 9% de bajada respecto al año anterior y un 20% en los últimos 4 años.
Sosa explicó que este paquete de medidas incluye además agilizar la gestión del pago a proveedores para inyectar dinero a la economía local.
Cabe destacar que el Ayuntamiento, además, procederá a la devolución de las cuotas del Centro de Rehabilitación Psicosocial, Centro de Día de Personas Mayores, Gimnasios Municipales, Escuela Municipal de Ballet, Escuela Municipal de Música Pedro Espinosa, Escuela Municipal de Dibujo y Pintura Josefa Medina y Escuela Infantil, correspondientes a la parte proporcional del mes de marzo, suspendiendo las mismas mientras no se reanuden los servicios.
Asimismo, se suspenderán las tasas por ocupación de la vía pública con terraza, Mercadillo Municipal, Puestos de Venta de Flores en Cementerio Municipal, kioskos en plazas y vías públicas. Y se prorrogarán los cursos de la Universidad Popular de Gáldar, impartidos por la ACUP, mientras permanezca activo el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la Nación a consecuencia del Covid-19
Del mismo modo, se suspende la cuota de arrendamiento a las Cafeterías en Instalaciones Deportivas Municipales, Clubs de Mayores, Mercado Municipal y Tanatorio, y como medida también destacada se suspenderá el pago de arrendamiento al Hotel Agáldar, mientras siga vigente la Orden SND/257/2020, de 19 de marzo, por la que se declara la suspensión de apertura al público de establecimientos de alojamiento turístico.
Se elaborará un plan de dinamización de actividades de la Zona Comercial Abierta, una vez haya finalizado el período de Estado de Alarma. Y el consistorio colaborará con el Cabildo de Gran Canaria y Gobierno de Canarias para la distribución de productos del sector primario, compensando así las pérdidas generadas por el cierre de la actividad turística, haciendo llegar dichos productos a las familias más necesitadas.
Este paquete de medidas contempla además un Plan de Inversión Municipal y de otras administraciones con partidas ya aprobadas de 20.000.000 de euros
En cuanto a las medidas sociales, el Ayuntamiento propone la aprobación de Planes de Empleo Extraordinarios, con aportación de fondos propios por parte de los diferentes Ayuntamientos, a través de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria o a través de la FECAM, con una aportación de 500.000 euros en los presupuestos de 2020.
Con estas nuevas medidas, el Ayuntamiento de Gáldar incrementará en 100.000 euros la partida destinada a Ayudas de Emergencia Social, partida que se suma a los 170.000 euros aprobados inicialmente en el presupuesto 2020.
Queda recogido en el decreto ampliar el Servicio de Ayuda a Domicilio para atender a las personas mayores más vulnerables ante el Covid-19, llegando a identificar por el momento, en torno a 120 personas que requieren este servicio,  y se reforzará el Servicio de Teleasistencia para garantizar la atención a personas usuarias, así como ampliar el número de plazas existentes según las necesidades de la población.
Y, finalmente, se recoge la suspensión de los cortes de suministro de agua, mientras permanezca activo el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la Nación a consecuencia del Covid-19, manteniendo activas las Ayudas Sociales para el pago de los recibos.