Compartir
Héctor Suárez mantuvo una reunión con los alcaldes del G4 y el presidente de Canarias para abordar la pandemia generada por el COVID-19

El alcalde de Telde pide medidas para paliar la crisis sanitaria, económica y social

Suárez reclama más EPI y la realización de tests preventivos en los centros de especial riesgo

La mesa acuerda reuniones semanales para gestionar la crisis sanitaria, además de otra específica para atender a las familias más vulnerables

El alcalde de Telde, Héctor Suárez, mantuvo una reunión telemática este viernes con sus homólogos del G4 canario, formado por las cuatro grandes urbes del Archipiélago: el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández y el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, junto con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, para abordar la pandemia generada por el coronavirus.

Durante la reunión, Héctor Suárez reclamó medidas para paliar la crisis en tres grandes ámbitos: el sanitario, el económico y el social. Así, el regidor municipal pidió contar con los medios necesarios para evitar los contagios, esto es, dotar de Equipos de Protección Individual (EPI) a todos los trabajadores y trabajadoras que, por sus empleos, están expuestos al contacto directo. “Los municipios que conformamos el G4 aglutinamos casi el 50% de la población canaria. Es fundamental erradicar esta crisis sanitaria, y para ello tenemos que proveer de material a quienes están en primera línea de batalla, teniendo en cuenta que somos la Comunidad Autónoma con mayor número de positivos dentro del sector sanitario”, apuntó el edil. Además, Suárez solicitó la realización de tests preventivos en aquellos centros que puedan resultar de especial riesgo, como el Centro de Estancia para Mayores de Taliarte, el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Psíquica (CAMP) San José de Las Longueras, el Complejo Residencial San Lorenzo y el Hospital ICOT Ciudad de Telde.

Por otro lado, el alcalde de Telde pidió más recursos para ayudas de emergencia social, los cuales se sumen a las que ya ha puesto en marcha el municipio a través de ayudas excepcionales a los más vulnerables. “Necesitamos ofrecer una respuesta eficaz, eficiente y efectiva en este ámbito, uno de los más afectados por la crisis del COVID-19”, indicó el edil. En este sentido, la mesa acordó la creación de una comisión entre la Consejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias y las distintas Concejalías de Servicios Sociales de los ayuntamientos que conforman el G4 para coordinar actuaciones que sirvan para aliviar la situación de los más vulnerables.

Asimismo, Héctor Suárez puso sobre la mesa la necesidad de implementar medidas para paliar el impacto económico que supone esta crisis para las familias canarias. En este sentido, el primer edil exigió más personal para que puedan tramitar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se están llevando a cabo en numerosas empresas canarias, y que los desempleados cobren sus prestaciones en tiempo y forma, sin ver mermados sus derechos.

Por otro lado, el alcalde de Telde reclamó soluciones para el sector del taxi, el cual ha visto mermada su facturación en un 80% tras la reducción, entre otros motivos, de los vuelos en el Aeropuerto de Gando y la llegada de turistas, y planteó un encuentro con las grandes empresas de alimentación y distribución con el objetivo de que refuercen sus plantillas, que estos días cuentan con una fuerte carga laboral, y que apoyen a los pequeños productores del sector primario, los cuales están sufriendo una reducción en sus ventas.

Finalmente, Héctor Suárez insistió en la necesidad de que los municipios puedan gastar el superávit para hacer frente a los efectos de esta crisis.

La mesa del G4 acordó establecer una reunión periódica semanal con el Gobierno de Canarias con el objeto de coordinar las acciones que permitan a tender con eficacia y eficiencia a la ciudadanía durante la crisis sanitaria.