Compartir

Durante el estado de alarma no gestiona adopciones dadas las restricciones de movilidad
Los ayuntamientos solo entregan animales que requieren atención veterinaria o por su agresividad
La Institución insular organizará jornadas sin cita previa para que la población pueda adoptar cuando concluya este periodo excepcional

El Albergue de Animales del Cabildo de Gran Canaria mantiene su funcionamiento interno los siete días de la semana para garantizar el bienestar de los 185 animales que alberga durante el estado de alarma y no ha registrado un incremento de abandonos en comparación con las mismas fechas de años anteriores.

Para garantizar la alimentación y la asistencia sanitaria de los animales, 170 perros y 15 gatos además de la limpieza de las instalaciones, han sido estipulados turnos de mañana y de tarde de los 12 trabajadores para evitar que trabajen de forma simultánea en las mismas tareas, detalló la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, quien destacó que la atención de animales es un servicio esencial recogido en el Real Decreto.

Durante este periodo, el Albergue no gestiona adopciones debido a las restricciones de movilidad, tampoco ha habido demanda para adoptar, salvo algunas excepciones que serán resueltas en cuento acabe el estado de alarma, y sí realiza esterilizaciones de perros y gatos a un ritmo superior al habitual.

Además, Jiménez ha agradecido la colaboración de los ayuntamientos durante esta situación excepcional, ya que solo deben entregar animales por criterios veterinarios, es decir, que requieran atención veterinaria o que por su agresividad no puedan atenderles, mientras el resto debe ser asumido por el municipio, extremo importante para no colapsar la instalación insular.

Una vez finalizado esta situación, el Albergue organizará jornadas sin cita previa para que la ciudadanía pueda adoptar los animales que ya están esterilizados, por lo que la consejera animó a la población a que acuda para darles una segunda oportunidad.

La consejera ha querido agradecer el comportamiento ejemplar de la población al encontrar animales abandonados, así como el compromiso de las corporaciones locales para no colapsar el Albergue insular durante esta alerta sanitaria por el coronavirus.