martes, 22 septiembre 2020 15:20

Canarias pide más restricciones para bajar los casos de coronavirus

La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ha lamentado este miércoles la decisión del Gobierno de Alemania de incluir a Canarias como zona de riesgo para viajar debido al crecimiento de casos de coronavirus por lo que ha pedido más restricciones para poder revertir la tendencia en las próximas cuatro semanas.

Según la consejera, “esta decisión supondrá, sin lugar a dudas, una clara merma en la demanda de viajes a Canarias, si bien no tan drástica como en el caso del Reino Unido”, puesto que de momento no se obliga a realizar al regreso una cuarentena de 15 días, sino a la realización de una prueba que verifique que se está libre del virus y en todo caso esperar en cuarentena domiciliaria hasta el resultado.

No obstante, y tal y como se adelantó estos días a la consejera desde la Embajada de Alemania en España en una reunión telemática celebrada con objeto de conocer los planes del país para con Canarias, este requisito será sustituido previsiblemente desde principios de octubre por la obligatoriedad de cuarentena.

Yaiza Castilla confía en que Canarias pueda reconducir esta situación en las próximas cuatro semanas para lo que considera imprescindible endurecer las medidas restrictivas y los controles para frenar el índice de contagios, así como el compromiso férreo de toda la población, “que debe tomar conciencia de que casi uno de cada dos puestos de trabajo dependen directa o indirectamente del turismo, sin contar todo el empleo inducido que genera esta actividad en Canarias”.

Sebastian Ebel, CEO del mayor turoperador del mundo, TUI, adelantaba esta semana que esta decisión del Gobierno alemán con respecto a Canarias va a suponer una merma a priori en su facturación y, aunque mantendrá cierta operativa con las islas, apeló a la urgencia de reconducir esta situación antes de octubre ante el hecho de que Canarias es la única alternativa viable de destino de sol y playa para este invierno para el mercado europeo.

En los mismos términos se expresó ayer, ante Yaiza Castilla, Magnus Wikner, CEO de Nordic Leisure Travel Group, el principal turoperador en Escandinavia.

“Aunque todos reconocemos que la demanda de viajes a nivel mundial está muy diezmada por la situación generada por la COVID-19, no podemos perder esta oportunidad de ser el único destino vacacional para esos ciudadanos que buscan un lugar de sol y playa para los próximos meses con estándares y servicios sanitarios europeos”, señala en una nota.

Además del control del nivel de incidencia de la pandemia, Castilla apela una vez más al logro de la implantación de las pruebas PCR en origen y destino, no sólo como medida de protección de la población canaria, sino como elemento de confianza de los turistas y sus respectivos gobiernos de cara a la consideración de las islas como territorio seguro.

Para ello, Turismo de Canarias trabaja ya en una propuesta que haga viable esta medida de aquí a la temporada de invierno y para lo que cuenta por primera vez con la implicación de los principales operadores turísticos, además de con el ofrecimiento de las patronales canarias.