Compartir

El documento estará publicado a partir del próximo viernes, 2 de noviembre de 2018, en la web del Gobierno de Canarias y así se pone a disposición de los cabildos insulares y ayuntamientos para que en el período de un mes puedan realizar aportaciones o comunicaciones

El Plan consiste en el desarrollo de un conjunto de medidas de fomento y concienciación que, paralelamente a la ejecución de las infraestructuras, buscan integrar la bicicleta en convivencia entre los modos habituales de transporte

El diseño del documento se ha llevado a cabo con el consenso de la ciudadanía, colectivos y administraciones competentes mediante un proceso participativo

La Consejería de Obras Públicas y Transportes, que dirige Pablo Rodríguez, a través de la Dirección General de Transporte ha concluido la redacción del Plan Director de la Bicicleta de Canarias 2018-2025, que tiene como objetivo fomentar el uso de la bicicleta en las islas, no solo como actividad deportiva y de ocio sostenible, sino como un medio de transporte. El documento estará publicado a partir del próximo viernes, 2 de noviembre de 2018, en la web del Gobierno de Canarias y así se pone a disposición de los cabildos insulares y ayuntamientos para que en el período de un mes puedan realizar aportaciones o comunicaciones de acciones que tengan en marcha o planeadas y no hayan sido recogidas en el Plan Director de la Bicicleta de Canarias.

Pablo Rodríguez señaló: “En Canarias la movilidad terrestre se basa en el predominio del coche, pero este modelo empieza a tener importantes daños colaterales, no solo de congestión, sino para el medioambiente, la salud y la economía. Así, por ejemplo, un total de 1,5 millones de habitantes de Canarias respiraron aire contaminado durante 2017 y Canarias es una de las 3 comunidades españolas más ruidosas del Estado. Es por ello por lo que la bicicleta empieza a contemplarse como una alternativa factible para los desplazamientos diarios e impulsamos un plan específico para ello”, y añadió: “Precisamente las islas Canarias, por su clima y su rico patrimonio natural y cultural, ofrecen una extraordinaria potencialidad para los diferentes usos de la bicicleta y lo debemos aprovechar. En este plan se establecen acciones y políticas favorecedoras para su uso en los próximos años, como la creación de sistemas de bicicleta pública, aparcamientos de bicicletas, rutas escolares en bici, calmado del tráfico, u ordenación urbanística. Igualmente, también incluye una exposición de acciones que se están llevando a cabo en el Archipiélago relativas a la implantación de la bicicleta como medio de transporte y que coinciden con los parámetros del plan diseñado”.

En esta línea, el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes expuso que la Dirección General de Transportes del Gobierno de Canarias está firmemente comprometida con la política de movilidad sostenible como principio director de todo planeamiento estratégico y que, a partir de estos principios, se ha desarrollado el plan. Asimismo, en cuanto a las potencialidades de la bicicleta explicó: “Ocupa siete veces menos que un coche, tanto cuanto está en circulación como cuando está aparcada, por lo que permite disponer de más espacio en las ciudades para disfrutar y pasear. Y en trayectos urbanos de hasta 5 kilómetros es el transporte más rápido, permite realizar traslados de puerta a puerta y no requiere tiempo para buscar aparcamiento. Posee otros muchos beneficios como que no necesita combustible, es respetuosa con el medio ambiente, mejora la salud y ayuda a ahorrar”.

El Plan Director de la Bicicleta de Canarias se encuentra dentro de la política integral de movilidad sostenible con la que cuenta el Ejecutivo canario y en él están presentes todos los modos de transporte, así como un reparto adecuado de los espacios viarios. Asimismo, su finalidad es impulsar soluciones a los problemas de movilidad incrementando la participación del transporte público colectivo y el individual no contaminante, así como reducir el CO2.

En concreto, el proyecto busca incentivar una movilidad más sostenible en Canarias; diseñar una red de bicicleta eficaz, coherente y segura, pensada para la totalidad del ámbito territorial; y fomentar el uso de la bicicleta como un modo de transporte cotidiano, con independencia de su vertiente deportiva o de ocio. Igualmente, pretende facilitar el acceso a la bicicleta pública al mayor número posible de residentes y turistas; garantizar la seguridad de ciclistas y peatones en los espacios compartidos por estos, así como la seguridad de los ciclistas en los espacios compartidos con vehículos a motor; y favorecer la intermodalidad, así como la combinación del uso de bicicleta privada y pública. Y, por último, el plan también ofrece propuestas de integración de espacios para la bicicleta en las futuras actuaciones urbanísticas y programas de desarrollo sectorial específicos, acompañados de planes de acción concretos; educar hacia una cultura respetuosa y proclive al uso de medios de transporte sostenibles; y analizar la norma de aplicación en materia de transporte tanto público como privado.

De esta forma, el documento establece directrices para la planificación, diseño y construcción de redes ciclistas, para la adecuada señalización, y para la creación de aparcamiento de bicicletas. Al mismo tiempo, incluye pautas para la creación de sistemas de alquiler de bicicletas, para la mejora de la intermodalidad y para consolidad a la bicicleta como una opción turística, deportiva y de acceso al a naturaleza. Y además, incorpora indicaciones para la formación, promoción y concienciación del uso de la bicicleta, para realización de labores de impulso y fomento de la bicicleta y para la creación de normativa específica.

Pablo Rodríguez subrayó que el Plan consiste en el desarrollo de un conjunto de medidas de fomento y concienciación que, paralelamente a la ejecución de las infraestructuras, buscan integrar la bicicleta en convivencia entre los modos habituales de transporte. Y al mismo tiempo, explicó: “La aplicación del plan requerirá la coordinación de las diferentes administraciones y ámbitos competenciales en multitud de materias, no solo de transporte, sino también de uso del suelo en los Planes Generales de Ordenación del Territorio o en el área de medio ambiente. Y en otra línea, será fundamental el trabajo educativo para alcanzar la plena implantación de la bicicleta en convivencia entre los modos”.

El también consejero de Obras Públicas y Transportes apuntó: “Como ya he comentado en otra ocasión, quiero recordar que en Andalucía implantaron un plan similar al que hemos redactado y en la actualidad no solo han logrado que el uso de la bicicleta alcance un 7%, sino también reducir el riesgo de accidentes para esta modalidad de transporte un 50%”.

Un documento que cuenta con el consenso de colectivos y usuarios

El diseño del Plan Director de la Bicicleta de Canarias se ha llevado a cabo con el consenso de la ciudadanía, colectivos y administraciones competentes mediante un proceso participativo. Así, para su consecución, por un lado, el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Ejecutivo canario mantuvo reuniones con diferentes colectivos de bicicletas de las islas y, por otro lado, se llevó a cabo una encuesta online, que obtuvo la participación de más de 2.000 personas, para conocer la opinión de la ciudadanía con respecto al uso de la bicicleta.