Quantcast

Canarias hace fijo el proyecto ‘Mascarilla’ que atiende casos de violencia de género

La consejera de Derechos Sociales, Igualdad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, ha anunciado este martes en el Parlamento que el proyecto ‘Mascarilla-19’, gestado durante el estado de alarma para atender a mujeres víctimas de violencia machista, se consolida y se incorpora como un recurso estructural más.

En una comparecencia solicitada por NC, Santana ha comentado que el proyecto es un “emblema internacional” que ha situado al archipiélago como “referente” en la lucha contra la violencia machista, con presencia en más de 16.000 farmacias españolas y otros países de Europa y Sudamérica.

La consejera, que se ha unido a los grupos en el mensaje de rechazo al asesinato de Ramona Jesús en Tenerife la semana pasada –tercera víctima este año en las islas y la número 95 desde 2003–, ha tildado de “preocupante” el aumento de las llamadas al 112 por riesgo de violencia de género, con 1.527 en agosto, el 68% por “riesgo inminente”.

Además, en lo que va de año se han registrado 10.450 llamadas, una media de 43 al día y 52% en las islas orientales y el 48% en las occidentales.

Santana ha incidido también en que las ayudas a las víctimas para buscar alojamientos alternativos pasó de 500.000 a 800.000 euros este año, se ha recuperado parte de los fondos del pacto estatal, se creó una viceconsejería de Igualdad con un presupuesto de 1 millón y el Instituto de Igualdad ha ejecutado ya el 72% de sus cuentas.

Ha comentado también que espera un “esfuerzo económico” el próximo año pese a las restricciones presupuestarias y defendido la estrategia de igualdad del Ejecutivo, una “hoja de ruta” con un plazo de 16 años que incluye más concienciación a través de los centros educativos y protocolos de género en medios de comunicación.

“Con esta realidad tenemos que acabar”, ha señalado, subrayando el amplio consenso que hay en el Parlamento, lo que representa “una victoria de la sociedad”.

Esther González (NC) ha comentado que la violencia machista es el “más brutal exponente” de la desigualdad entre hombres y mujeres y criticado que el Gobierno de Canarias no ha orientado bien sus fondos para prevenir la violencia en las islas a través del Instituto de Igualdad.

Ha lamentado el “desequilibrio presupuestario” en materia de igualdad, que se debe garantizar desde los poderes públicos, pues no se puede gastar el 95% de los recursos en las víctimas, hay que prevenir con políticas de igualdad. “Se trata de romper esa dinámica”, ha comentado.

Ha comentado que hay herramientas “infrautilizadas” como la falta de enfoque de género en los programas de Televisión Canaria o planes de igualdad en las empresas que pujan por contratos de la administración pública.

ESCUELA DE PADRES Y MADRES

Asimismo, ha pedido una escuela de padres y madres para mejorar la educación en igualdad y ha alertado del consumo de violencia y porno a través de internet y las redes sociales. “La violencia machista es un tsunami”, ha señalado.

La portavoz de Ciudadanos, Vidina Espino, ha apelado a “no bajar la guardia” contra la violencia machista y se ha preguntado si se ha hecho seguimiento a las mujeres que sufrieron episodios de violencia de género durante el estado de alarma.

Además, ha pedido “reflexionar” sobre lo que ocurre pese al “gran avance” del movimiento feminista en los últimos años porque la violencia de género no está disminuyendo entre las mujeres jóvenes.

Jesús Ramos (ASG) ha apuntado que la “valentía” de hombres y mujeres es la mejor fórmula para luchar contra la violencia machista, apelando a un “cambio de conciencia social” a partir de la educación.

Asimismo, ha comentado que las mujeres “no están solas” y no deben “sufrir en silencio” la violencia pues hay apoyo jurídico, económicos y psicológico por parte de las instituciones.

DEJAR A UN LADO LA POLÍTICA

María del Río (Sí Podemos) ha defendido un cambio en la ley estatal para que se reconozca a todas las víctimas de violencia machista y reconoció que el presupuesto autonómico es poco. “Hay que poner más dinero”, ha señalado.

Ha dicho que “lo primero” es proteger a las mujeres y salvar vidas, resaltando la labor realizada por el proyecto ‘Mascarilla’, pero a largo plazo, ha exigido más recursos económicos para desplegar la estrategia de igualdad del Ejecutivo.

Poli Suárez (PP) ha pedido una “mirada sensible” hacia la mujer durante la pandemia porque la crisis económica puede aumentar su dependencia del hombre y “atrapadas” en sus casas junto a sus maltratadores.

Ha dicho que la violencia aumentó durante el confinamiento y pedido “sacar” a la política de este debate, buscando el consenso e impulsando la educación y la concienciación ciudadana. “No caben dudas y tibiezas”, ha indicado.

Jana González, del Grupo Nacionalista, ha pedido más agilidad en la concesión de ayudas, el traspaso de fondos, el aumento de las fuerzas de seguridad en algunas islas y más formación en violencia machista en las instituciones.

María del Pino González (PSOE) ha comentado que la violencia de género “deja vidas truncadas” y familias “destrozadas”, apuntando que queda “mucho camino por recorrer”, de ahí que haya reclamado más recursos económicos.

Comentarios de Facebook