Quantcast

Bildu critica que Urkullu calificara como “terrorismo” los disturbios negacionistas de Bilbao

Todos los partidos vascos han condenado los disturbios provocados por de negacionistas el pasado jueves en Bilbao y han realizado un llamamiento a la ciudadanía a que se sigan cumpliendo las medidas sanitarias. No obstante, EH Bildu ha criticado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, utilizara el término “terrorismo”, mientras que el PNV ha defendido su uso desde una “perspectiva moral no jurídica”.

En un debate en Radio Euskadi, los parlamentarios vascos han analizado la pandemia de covid-19, las medidas adoptadas para combatirla, así como la concentración de negacionistas desarrollada en la noche del jueves en Bilbao, que concluyó con seis detenidos y numerosos sabotajes, que el lehendakari calificó de actos de “terrorismo”.

En este sentido, el parlamentario del PNV Luis Javier Telleria ha señalado que ante el crecimiento del virus es necesario adoptar medidas, también en el Parlamento vasco para, “sin parar la actividad política” de apoyo y control al gobierno, mantener la seguridad.

A su juicio, las medidas que, a nivel social, se adoptan son “razonables” y ha reclamado que, aunque “nos incordien”, se asumen por la mayoría de la ciudadanía.

Por otro lado, ha defendido que el uso del concepto terrorismo hecho por el lehendakari respecto a los disturbios de Bilbao se hizo “desde una perspectiva moral no jurídica”, y ha remarcado que las movilizaciones de negacionistas son algo “organizado” y que no tienen sentido.

“Pueden intentar protestar por una falta de libertad evidente, pero que es lógica para intentar defender la salud. Sin embargo, tengo la sensación de que es algo organizado, vinculado a lo que ha ocurrido en otros puntos del Estado y eso hay que combatirlo desde todas las perspectivas y desde el reproche moral y social”, ha indicado, para añadir que “salir así a la calle es jugar con la salud y quemar contenedores es jugar con la propiedad”.

EH BILDU

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha condenado los disturbios de Bilbao, pero también ha rechazado que el lehendakari calificara los hechos de terrorismo. A su juicio, Iñigo Urkullu “patinó y se le fue la mano”.

“Supongo que pedirá la inhabilitación del juez que se ha encargado de este asunto por prevaricación ya que los detenidos han quedado en libertad con otras acusaciones”, ha afirmado, para añadir que es necesario ser “rigurosos en el uso de las palabras”, cuando tienen connotaciones “políticas, éticas, morales y jurídicas”.

Tras subrayar que EH Bildu rechaza estas “actitudes negacionistas y concentraciones”, ha incidido en que, no obstante, “se puede criticar sin caer en la hipérbole”. “Me chirrió que el lehendakari pusiera en la misma frase los degollamientos habidos en Francia con la quema de depositivos”, ha añadido.

A su juicio, es paradójico que, en pleno siglo XXI, haya gente que defienda que la tierra es plana, y ha asegurado que la actitud es “transformar la realidad y no inventarse mundos paralelos”. “Todos queremos un vacuna ya, pero el conocimiento científico se debe basar en la experimentación y el estudio”, ha ejemplarizado.

Por todo ello, ha realizado un llamamiento en la serenidad y a una respuesta “cívica y ejemplar”, y ha defendido que cumplir las medidas sanitarias “no es ser un rebaño”.

“Seguiremos siendo proactivos a la hora de hacer un marcaje a este Gobierno porque hay muchas cosas que está haciendo mal, pero que nadie entienda que de eso se deduce un llamamiento a relajar las medidas. Al contrario, probablemente nos debamos preparar para nuevas restricciones”, ha expresado.

Por último, ha advertido de que existe el problema de que según avance la pandemia se dé un cansancio y puede que “más sectores se vean “arrastrados a una difícil situación económica”, lo que puede llevar a “una reacción”. “No se trata de no movilizarse, sino de no poner en riesgo la salud”, ha finalizado.

Comentarios de Facebook