Quantcast

Andalucía suspende clases presenciales en la Universidad de Granada

La Junta ha anunciado este martes que las clases en la Universidad de Granada no podrán desarrollarse de forma presencial en las dos próximas semanas para evitar desplazamientos, así como que los colegios mayores deberán cerrar a las diez de la noche y que habrá cribados en aquellos colegios en los que se haya detectado un solo positivo.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha señalado en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que Granada “no cumple hoy los criterios del Ministerio de Sanidad para proceder al cierre de la ciudad”, pero es necesario “anticiparse” y tomar medidas ante los actuales datos. “No podemos cruzarnos de brazos”, ha advertido.

Ha recordado así que esta capital andaluza tiene una tasa de incidencia acumulada de 501 positivos por 100.000 habitantes y coincidiendo con el curso universitario se ha detectado un repunte de casos. De hecho, en los últimos días se han contabilizado más de 150 contagios en siete residencias universitarias de Granada.

Así, y aunque como ciudad “Granada no está hoy en una situación de cierre”, dado que por ejemplo la ocupación de camas UCI no es alta y el 44,3 por ciento de ellas están libres, Bendodo ha matizado que para que no lo esté dentro de dos semanas hay que tomar decisiones.

La principal es que a partir de este jueves las clases en la Universidad de Granada no podrán desarrollarse de forma presencial en las próximas dos semanas a fin de evitar desplazamientos. Será la institución docente la que dentro de su autonomía establecerá si podrán seguirse de manera online.

Además, los colegios mayores deberán cerrar a las diez de la noche a partir de este miércoles y Salud hará cribados en aquellos colegios en los que se haya detectado un solo positivo.

Bendodo ha hecho hincapié en que el objetivo es “frenar la escalada de contagios en Granada”, pero tratando de que afecte lo menor posible a la economía, y puesto que se ha comprobado que el foco está en el ámbito universitario se ha optado por estas medidas para favorecer que haya una bajada de casos que impida tomar “decisiones más drásticas” en el futuro, en el sector de la hostelería por ejemplo o limitando la movilidad.

Comentarios de Facebook