Quantcast

Andalucía estudia elevar a nivel 4 los municipios malagueños de Almáchar y Periana

La Delegación Territorial de Salud y Familias en Málaga ha decretado, tras una reunión mantenida el pasado viernes 30 de octubre, que en los municipios malagueños de Almáchar, Periana y El Borge “se adopta el nivel de alerta sanitaria 4 y la aplicación de las medidas que corresponden, por razón de salud pública para la contención del COVID-19″.

Así, a la espera de que sea publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para su entrada en vigor, desde este sábado 31 de octubre a las 00.00 horas, en los tres territorios, pertenecientes al distrito sanitario de la Axarquía, se establece el cierre perimetral hasta el próximo 14 de noviembre.

Esta resolución, ya se ha trasladado a los tres ayuntamientos de los municipios que pasarían del nivel 2 de alerta sanitaria en el que se encontraban, a nivel 4 “al existir un riesgo sanitario de carácter transmisible inminente y extraordinario”, recoge el informe, en el que se expresa que no se descarta la ampliación de esta medida en función de la evolución de la pandemia.

Actualmente, y según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de la Junta de Andalucía, Almáchar alcanza una tasa de incidencia de 3.092,2 casos por cada 100.000 habitantes, notificando en los últimos 14 días 56 contagios. El Borge, con tan solo 930 habitantes, eleva su tasa a 1.182,8 casos tras los once nuevos positivos. Por su parte, Periana notifica 40 contagiados en los últimos 14 días, situando su tasa de incidencia en 1.321,3.

Los ayuntamientos de Almáchar y de Periana ya habían solicitado a la Junta este confinamiento perimetral debido al incremento de casos que estaban notificando. Ahora, se está valorando la posibilidad de implantarse y, tras su publicación en el BOJA, entrarían en vigor además las medidas restrictivas que corresponden al nivel más elevado de alerta, entre las que se encuentra la limitación de aforo en hostelería y comercios al 50 por ciento.

Del mismo modo, los velatorios y entierros se reducen a seis personas en el interior y 15 en el exterior; las ceremonias civiles y religiosas, al 30 por ciento, al igual que los banquetes; y las terrazas se mantienen con un 75 por ciento del aforo.

En cuanto a los cines y teatros, el aforo es del 40 por ciento; y en el transporte público se debe dejar un asiento de separación entre cada pasajero y un aforo de pie del 50 por ciento. Los parques permanecen abiertos, limitando las actividades a un máximo de seis personas. Al igual que las actividades ambientales en el interior, aumentando a diez personas las realizadas al aire libre.

Comentarios de Facebook