miércoles, 30 septiembre 2020 6:09

Societat Civil Catalana pide a la Generalitat que toda la información sanitaria sea bilingüe

Societat Civil Catalana (SCC) ha reclamado a la Generalitat dar toda la información sanitaria sobre el coronavirus de manera bilingüe, ya que asegura que “hay 500.000 ciudadanos mayores en Cataluña que tienen dificultades” para leer en catalán.

La entidad presidida por Fernando Sánchez Costa destaca este sábado en un comunicado que el Observatorio de la Convivencia Lingüística ha registrado “diversas quejas ciudadanas por la falta de bilingüismo”, y ha añadido que hay aplicaciones sanitarias públicas que están disponibles solo en catalán.

Para SCC, que la información sanitaria no esté siempre en catalán y también en castellano en el contexto del coronavirus “es un grave riesgo para la salud pública de todos los catalanes”.

Pide comunicar en las tres lenguas oficiales –catalán, castellano y aranés–, así como en el máximo número posible de lenguas de la población inmigrante, “o al menos en una lengua internacional como el inglés”.

También reclama que las traducciones sean supervisadas por personal cualificado en terminología médica, epidemiológica y de salud pública, ya que el uso de traductores automáticos es “muy deficiente e irrespetuoso cuando se trata del idioma de la mayor parte de la población catalana”.

QUEJAS

Entre otras quejas, SCC destaca que la app 061, creada para hacer un seguimiento de los contagios, fue presentada en catalán, castellano e inglés -no en aranés-, mientras que la herramienta principal de autotriaje sanitario y comunicación con el centro de salud “no estaba disponible más que en catalán”.

Además, el modelo de declaración responsable facilitado por la Generalitat para circular por la calle durante el confinamiento “solo estaba disponible en catalán, y eso que al principio era obligatorio”.

Así, la entidad ha afirmado que la Generalitat “hurtó” información clave de salud pública a más de medio millón de ciudadanos, y que hizo sentir ignorada a buena parte de la población no catalanohablante, aumentó el peligro generado por el desconocimiento, y actuó imprudentemente, según ha dicho SCC textualmente.