lunes, 17 junio 2024 10:08

Anthony Edwards baja los humos a un Luka Doncic imperial: habrá quinto

Anthony Edwards mostró su mejor versión ante Luka Doncic

El equipo de Minnesota sigue respirando, a pesar de estar en una situación complicada. Los Minnesota Timberwolves aún conservan una pequeña esperanza de llegar a la final de la NBA, a pesar de comenzar la serie de la final de la Conferencia Oeste con una desventaja de 0-3 frente a los impresionantes Dallas Mavericks. Luka Doncic, en un nivel excepcional, ofreció otra actuación extraordinaria con 28 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias, pero los Wolves lograron sobrevivir esta vez (100-105), marcando una diferencia en comparación con los enfrentamientos anteriores. Ahora, buscan un milagro para revertir la situación y acortar la distancia a 1-3 en la serie.

El desafío es monumental para Minnesota, ya que ningún equipo en la historia de la NBA ha logrado remontar un déficit de tres juegos en los playoffs. Esta hazaña se ha intentado 155 veces, siendo el caso más reciente el de los Boston Celtics, quienes barrieron a los Indiana Pacers en la final del Este (4-0) para avanzar a la gran final. A pesar de esta estadística abrumadora, los Wolves no se rinden. «No queríamos ser barridos. Nunca he experimentado eso en mi carrera, así que salimos a competir. Ahora regresamos a casa, donde habrá presión y críticas. Pero vamos a competir«, destacó Anthony Edwards.

Anthony Edwards
Anthony Edwards

Anthony Edwards, imparable

El cuarto periodo fue tan disputado como los anteriores. Con seis minutos restantes, Dallas tomó la delantera después de una bandeja de Kyrie Irving (90-89, minuto 42′). Sin embargo, la respuesta de Minnesota fue extraordinaria. Karl-Anthony Towns encestó un triple desde la cabecera, seguido de otro desde la esquina tras un pase de Anthony Edwards. Además, la estrella de Minnesota realizó una impresionante acción de equilibrio después de un mate de Gafford, lo que elevó el ataque de Dallas al borde del colapso (92-100, minuto 46′).

Aunque su esperanza se vio amenazada, Minnesota no se desanimó. Irving acortó la diferencia y Luka Doncic intentó una jugada milagrosa. Anotó un triple con una falta improbable, solo para recibir una respuesta genial de Edwards. La brecha se redujo a tres puntos. Sin embargo, el drama no tardó en desatarse cuando Doncic falló el tiro libre. Fue un regalo para los Wolves, quienes aseguraron el partido con una bandeja de Naz Reid (100-105). Con este resultado, la serie se pone 3-1, y el Oeste tiene su final.

Se toparon con un Edwards mayúsculo

La Final de Conferencia está en marcha, aunque Dallas sigue siendo el claro favorito. «Necesitamos ganar cuatro. Ya llevamos tres, así que nos queda uno. Esa es nuestra única meta«, dijo Luka Doncic. Se encontró mucho más solo que en los otros tres partidos debido al bajo rendimiento anotador de Irving (16 puntos), la escasa contribución de PJ Washington (12 puntos) y Daniel Gafford (10 puntos). La ausencia de Lively también se hizo sentir.

Se encontraron con un Anthony Edwards en su mejor versión (29 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias) y la racha anotadora de Towns (25 puntos). «Hay que reconocer lo que aportó. Jugó excepcionalmente bien y es la razón por la que ganamos», explicó Edwards. En general, Minnesota mostró mejoría, con contribuciones destacadas de Conley (14 puntos), McDaniels (10 puntos) y Rudy Gobert (13 puntos). Ahora van por lo imposible. El 1-3 ya es una realidad en la final del Oeste.