Samsung se ríe de Apple tras el último lío gordo que ha montado

-

Entre Samsung y Apple siempre ha habido gran competitividad, y es que, hace unos días, Apple desató una controversia con el lanzamiento de su anuncio «Crush» para promocionar la llegada de dos nuevos modelos de iPad. En el anuncio, se mostraba una máquina aplastando pianos, guitarras, obras de arte y otras formas de expresión artística. Esto provocó la indignación de artistas de diversas disciplinas y de intérpretes como Hugh Grant, quienes criticaron a la compañía. Consideraron que el anuncio subrayaba un aspecto muy doloroso: la lenta desaparición de la creatividad humana a causa de la tecnología.

1
Samsung se ríe de Apple tras el último lío

Después de la polémica, Apple ofreció disculpas públicas que a muchos les parecieron insuficientes. Una vez que el anuncio se viralizó, la compañía evaluó la situación y reconoció que no había considerado la perspectiva que muchos usuarios notaron. En el anuncio, todos los elementos artísticos eran destruidos, y lo único que sobrevivía era el iPad, lo que sugería que su tableta podía reemplazar todas las formas de arte que había destruido. Como era previsible, este anuncio generó reacciones mixtas y llevó a Apple a disculparse, pero lo que nadie anticipó fue la rápida respuesta de Samsung. A través de sus redes sociales, la firma surcoreana lanzó un anuncio llamado «UnCrush», visto como una réplica directa al anuncio de Apple. ¿La diferencia? En lugar de destruir el arte, la protagonista usa su tableta Samsung para interpretar una partitura.

La empresa surcoreana ha aprovechado la controversia para lanzar una crítica a la compañía estadounidense, demostrando que ellos sí apoyan la creación artística. Esta situación no es novedosa; hace unas semanas, Samsung se burló del problema que tuvieron los usuarios de Apple con sus alarmas, destacando que sus dispositivos no presentan ese fallo. Así, «UnCrush» se ha convertido en el más reciente episodio de la guerra tecnológica que Apple y Samsung han librado durante años en su intento por dominar el sector de la telefonía móvil.

Atrás