sábado, 25 mayo 2024 20:03

Jokic se pone el smoking para resucitar a los Nuggets: un MVP anda suelto

Nikola Jokic demuestra su triple MVP en el terreno de juego

Nikola Jokic, siempre elegante y impecable con su traje al llegar a los partidos, camina con una calma imperturbable, reflejando en su estilo fuera de la cancha lo que es dentro de ella: un talentoso hombre de negocios. Aunque generalmente le gusta delegar responsabilidades, en esta ocasión decidió tomar las riendas como jefe, luciendo orgulloso la placa de triple MVP que adorna su solapa. Se enfrentó personalmente al desafío ante el claro riesgo de que la empresa de los Denver Nuggets, buscando su segundo anillo, sucumbiera ante los aguerridos Minnesota Timberwolves.

Jokic se enfrentó a Rudy Gobert y Karl-Anthony Towns con determinación, mostrando una versión especialmente anotadora que desgarró a los Wolves en su propia casa. Esta actuación implacable llevó a los Denver Nuggets a ganar de nuevo en Minneápolis (107-115), recuperando así la ventaja de localía y empatando la serie (2-2). El Joker brilló con 35 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias, lanzando 26 tiros de campo y convirtiendo 15 de ellos. Además del apoyo de Jamal Murray, quien anotó 19 puntos, contó con la destacada contribución de Aaron Gordon, un recurso que siempre guarda en la manga y que se lució con 27 puntos, mostrando una precisión casi perfecta con 11 de 12 tiros de campo convertidos.

Nikola Jokic
Nikola Jokic

Jokic muestra su tercer MVP con orgullo

Nikola Jokic también tiene su lado desafiante. En un gesto de reivindicación de su tercer MVP, el serbio se lanzó de lleno a desafiar al recién proclamado Defensor del Año, Rudy Gobert. Fue un enfrentamiento mano a mano entre el mejor jugador del mundo y el mejor defensor del planeta, ambos pilares de la mejor defensa de la NBA junto a Towns.

Desplegando toda su habilidad de MVP a su propio ritmo, sin apuros pero sin pausas, Jokic desmanteló la doble defensa de Minnesota con una amplia variedad de finalizaciones, especialmente en el poste. Utilizó su repertorio de movimientos, como el gancho cuando Gobert lo marcaba de espaldas, el tiro en suspensión cuando el francés se le acercaba rápidamente en el aro, o el fadeaway, aparentemente imposible debido a su tamaño. El serbio logró superar a los dos gigantes, y envergadura de Gobert y KAT, quienes registraron dobles-dobles, pero tuvieron un impacto menor en ataque de lo esperado.

El triple MVP juega a todas las velocidades

Jokic también está siendo un quebradero de cabeza para el equipo de Finch, destacando tanto en la ofensiva como en la defensiva, desmintiendo las acusaciones de ser el eslabón más débil en defensa. El pívot ha mejorado notablemente su defensa en el pick and roll contra Mike Conley, optando por un cambio más agresivo o permaneciendo en su posición para evitar que el base tenga espacio para maniobrar. Aunque anotó 15 puntos y repartió 9 asistencias, su impacto no fue tan destacado como en los dos primeros encuentros. Esta temporada, Jokic ha demostrado su habilidad defensiva al enfrentarse incluso a Stephen Curry en el perímetro, dejando claro que ha llevado su juego defensivo a otro nivel.

Todo transcurrió según lo dispuesto por Jokic, quien con su calma, después de haber leído e interpretado cada situación, está desbaratando la velocidad y el frenesí de la defensa de los Timberwolves. El triple MVP es capaz de jugar a cualquier velocidad, y Minnesota deberá idear algo diferente para el Juego 5, que se jugará el martes en Denver. Porque, por más que intenten correr, Nikola Jokic seguirá pensando más rápido y actuando con más determinación.