jueves, 23 mayo 2024 21:33

130 ciclistas se retiran de una carrera al saber que había control antidopaje

Finalmente acabaron la carrera 52 ciclistas de los 182 deportistas registrados en la competición

La sexta prueba del Interclub Vinalopó se realizó con 130 ciclistas retirados al saber que había un control antidopaje. La prueba fue llevada a cabo el pasado sábado en Villena (Alicante) y nos regaló una escena sorprendente e incluso de vergüenza para los amantes del ciclismo ya que, de los 182 ciclistas registrados para la competición, solo 52 lograron llegar a la meta.

Según parece, la presencia de agentes de la CELAD para realizar controles antidopaje a varios participantes en la competición podría haber sido la causa por la que muchos ciclistas optaran directamente por no iniciar la prueba o se retiraron antes de llegar a la meta, lo cual es altamente sospechoso. Estos 130 ciclistas retirados están ahora en el punto de mira.

130 Ciclistas
130 Ciclistas

130 ciclistas se retiraron para evitar pasar el control antidopaje

Álvaro Marzà, que acabó en el segundo puesto de la clasificación general del Interclub Vinalopó, sugirió que muchas de las ausencias se debieron a los controles antidopaje. «Control antidopaje en Villena = pinchazos y retiradas. No es una fórmula matemática, es la realidad. A ver si se toman medidas, esto es un chiste. Por cierto, ¡he pasado el control! Es el tercero que supero. A esperar los resultados».

Es cierto que no deberían sorprendernos demasiado este tipo de situaciones ya que es bien sabido que el dopaje no es algo ajeno a estas competiciones. Aún así, nos siguen sorprendiendo, especialmente en este caso en el que han sido un total de 130 ciclistas los que se han retirado de la competición para evitar pasar el control antidopaje. El número no suele ser tan alto.

El club organizador de la competición ha publicado un comunicado

El club organizador ha emitido un comunicado público enfatizando que el evento respalda un ciclismo limpio y equitativo. La declaración subraya su compromiso en la lucha contra el dopaje, considerándolo esencial para preservar la integridad del deporte y salvaguardar la salud de los ciclistas. Se destaca que el dopaje constituye una artimaña que otorga a los ciclistas que lo practican una ventaja injusta sobre aquellos que compiten de manera íntegra. Se subraya que el dopaje no solo refleja una falta de respeto hacia el deporte y sus valores, sino que también puede acarrear serias consecuencias para la salud de los ciclistas que recurren a esta práctica.

«Es un evento que defiende el ciclismo limpio y justo. Estamos comprometidos con la lucha contra el dopaje porque es esencial para mantener la integridad del deporte y proteger la salud de los ciclistas. El dopaje es una trampa que da a los ciclistas que lo utilizan una ventaja injusta sobre aquellos que compiten de forma limpia. No solo es una falta de respeto hacia el deporte y sus valores, sino que también puede tener graves consecuencias para la salud de los ciclistas que se dopan», han explicado después de los 130 ciclistas retirados.