La Guardia Civil advierte: 30.000 euros de multa por llevar en tu cartera esta tarjeta

La cartera o billetera es uno de esos elementos esenciales que solemos llevar encima a todas partes. En ella guardamos cosas tan importantes como el DNI, el carnet de conducir, tarjetas de crédito, dinero en efectivo y fotos de seres queridos, sin embargo, no todo lo que metemos en la cartera es legal. Existen ciertos objetos que están terminantemente prohibidos y que, si los llevas encima, te pueden costar una fuerte multa. Es el caso de estas pequeñas navajas con forma de tarjeta. Portar este tipo de navajas plegables puede suponer una multa de entre 601 y 30.000 euros según informaron autoridades de la Guardia Civil. Aunque a priori puedan resultar un objeto práctico y curioso, lo cierto es que se consideran armas blancas camufladas que atentan contra el orden público. En este artículo te contaremos los motivos que llevan a la Guardia Civil considerar a este tipo de tarjetas un peligro para la sociedad. ¡No te lo pierdas! [nextpage]

Guardia Civil: Una navaja prohibida que parece una tarjeta

Guardia Civil: Una Navaja Prohibida Que Parece Una Tarjeta

Estas navajas prohibidas por la Guardia Civil tienen el tamaño y forma de una tarjeta de crédito convencional. De hecho, vista de lejos podría pasar perfectamente por una tarjeta más de nuestra cartera. Sin embargo, con solo presionar un botón o tirar de una pestaña, la supuesta tarjeta se despliega y muestra una afilada hoja metálica. A continuación te contaremos más detalles de esta peligro arma penada por la Guardia Civil. [/nextpage] [nextpage]

Guardia Civil: Fácil de conseguir pero totalmente ilegal

Guardia Civil: Fácil De Conseguir Pero Totalmente Ilegal

A pesar de estar prohibidas, lo cierto es que resulta bastante sencillo hacerse con una de estas navajas camufladas. Se pueden encontrar sin problemas en tiendas especializadas en cuchillería y armas blancas. Incluso en Amazon se venden de forma completamente legal con solo un clic. El problema viene cuando las llevas encima. Ahí cambia radicalmente su status legal y pasan de ser un objeto de coleccionista a constituir un delito penal, según informaron desde la Guardia Civil. Así que mucho ojo con guardar una en la cartera pensando que es un objeto cool y práctico. Cool sí que es. Pero desde luego nada práctico si acabas con una inspección de rutina de la Guardia Civil. [/nextpage] [nextpage]

Guardia Civil: Multas de entre 601 y 30.000 euros

Guardia Civil: Multas De Entre 601 Y 30.000 Euros

Y es que portar este tipo de navajas camufladas en tarjeta puede salir muy caro. El artículo 36 de la Ley de Seguridad Ciudadana establece sanciones que oscilan entre los 601 y los 30.000 euros. Todo dependerá del criterio del agente de la autoridad. Así pues, aunque su diseño mini y estilizado resulte muy tentador, mejor dejarlas en casa como elemento decorativo. No vaya a ser que un descuido acabe costándote un dineral. [/nextpage] [nextpage]

Un regalo original… pero prohibido

Un Regalo Original... Pero Prohibido

Por su diseño compacto y estético, una navaja multiusos con forma de tarjeta puede resultar un regalo muy original para un amigo o familiar al que le gusten los cachivaches curiosos. El problema viene cuando este decide llevarla en la cartera como si de una tarjeta más se tratara. Ahí la originalidad del regalo dará paso a un fuerte quebradero de cabeza en forma de abultada multa. Así pues, si tienes pensado regalar una de estas navajas camufladas en tarjeta, mejor advertir muy claramente que su uso está completamente prohibido por la Guardia Civil fuera del ámbito doméstico. No sea que tu original idea acabe saliendo muy cara al destinatario. [/nextpage] [nextpage]

La Guardia Civil las confisca si detecta riesgo

La Guardia Civil Las Confisca Si Detecta Riesgo

Aunque no esté penado llevar este tipo de navajas-tarjeta encima, lo cierto es que la Guardia Civil tiene potestad para confiscarlas si considera que constituyen un riesgo para la seguridad ciudadana. Así pues, incluso no sacándolas de la cartera, su mera posesión podría acarrearte problemas. Por ello, la Guardia Civil desaconseja tajantemente portar este tipo de artilugios fuera del hogar, por muy prácticos y molones que puedan resultar. Y es que el riesgo de multa (o confiscación) es demasiado alto. [/nextpage] [nextpage]

Permitidas las navajas homologadas… pero cuidado

Permitidas Las Navajas Homologadas... Pero Cuidado

Las únicas navajas permitidas son aquellas homologadas para tal fin. Es decir, las clásicas navajas multiusos que podemos encontrar en cualquier tienda de deportes o camping. Eso sí, tampoco pueden sacarse y exhibirse en cualquier lugar. Aunque se disponga de licencia de armas, mostrar una navaja en un lugar público también puede ser constitutivo de sanción. Así pues, las navajas homologadas sí están permitidas, pero siempre con cuidado y sentido común. Nada de ir exhibiéndolas por la calle… tampoco es plan. [/nextpage] [nextpage]

Una moda que puede salir cara

Una Moda Que Puede Salir Cara

Portar este tipo de navajas camufladas se ha puesto muy de moda entre ciertos colectivos. Sobre todo gente joven atraída por lo molón y curioso del artilugio. Sin embargo, detrás de esta moda se esconde un elevado riesgo de multa que pocos están dispuestos a correr. No en vano, 30.000 euros no es una cantidad baladí. Así pues, por mucho que nos tiente tener una de estas navajas-tarjeta en la cartera, mejor dejar la moda pasar y evitar disgustos. [/nextpage] [nextpage]

Hay alternativas legales

Hay Alternativas Legales

Afortunadamente, existen algunas alternativas legales a esta peligrosa moda. Se trata de tarjetas con utensilios como destornilladores, pinzas o luces LED integradas. Pueden ser igual de curiosas y sorprendentes pero sin pisar el terreno de lo ilegal. Así pues, si realmente te molan los artilugios compactos, ingeniosos y llenos de utilidades, existe un mundo de posibilidades, ahí fuera totalmente legales. Lo mejor es que mantienen ese factor sorpresa y admiración cuando las desplegamos ante nuestros colegas. Sin riesgo de multas. [/nextpage] [nextpage]

¿Merece la pena jugársela?

¿Merece La Pena Jugársela?

En definitiva, por muy tentador que resulte tener una navaja camuflada en tarjeta en nuestra cartera, debemos preguntarnos: ¿merece realmente la pena jugársela? ¿Vale la posibilidad de una fuerte multa o un disgusto con la autoridad ese capricho de sentirnos un poco más molones? Lo sensato es que no. Existen muchas otras formas de sorprender a nuestros amigos y ser originales que no conllevan pisar el terreno de lo ilegal. Así que tranquilos, demostremos nuestra creatividad y rebeldía por otros medios menos arriesgados. Nuestra cartera (y nuestro historial legal) nos lo agradecerá. [/nextpage]