El truco para hacer pollo frito al estilo KFC y que se convierta en tu receta favorita

En el universo de la comida rápida, pocas creaciones han alcanzado la fama y el reconocimiento global como el pollo frito al estilo KFC. Este plato, caracterizado por su crujiente y sazonado exterior, es un ícono de la comida rápida que ha conquistado los corazones y los paladares de millones en todo el mundo. Acompáñame en un delicioso viaje donde exploraremos los orígenes, la fascinante historia, una receta paso a paso, variaciones creativas, sugerencias de bebidas y acompañamientos que hacen del pollo frito KFC una experiencia gastronómica única y deliciosa.

[nextpage]

El Secreto Tras las Once Hierbas y Especias

La historia del pollo frito al estilo KFC se remonta a la década de 1930, cuando el Coronel Harland Sanders comenzó a vender pollo frito en su estación de servicio en Corbin, Kentucky. La receta original, que más tarde se convertiría en el secreto mejor guardado de KFC, estaba compuesta por once hierbas y especias. El sabor único y la calidad consistente del pollo atrajeron a clientes de todas partes, y el Coronel Sanders se embarcó en una misión para compartir su delicioso pollo con el mundo.

En 1936, el Coronel Sanders abrió el primer restaurante KFC en Salt Lake City, Utah. A medida que la popularidad del pollo frito creció, Sanders comenzó a franquiciar su negocio, llevando el inconfundible sabor de KFC a ciudades y países de todo el mundo. La receta exacta de las once hierbas y especias se mantiene como uno de los secretos mejor guardados en la historia de la gastronomía, lo que añade un toque de misterio a la experiencia de disfrutar del pollo frito KFC.

[/nextpage][nextpage]

Receta Paso a Paso de Pollo Frito al estilo KFC

Ingredientes:

  • 1 pollo entero, cortado en piezas
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1 cucharada de albahaca seca
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • 1 cucharadita de sal de apio
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • 2 tazas de suero de leche
  • Aceite vegetal para freír
Kfc

Instrucciones:

  1. Preparación del pollo:
    • Lava y seca bien las piezas de pollo.
    • Condimenta el pollo con sal y pimienta al gusto.
  2. Mezcla de harina y especias:
    • En un tazón grande, mezcla la harina con todas las especias y hierbas. Asegúrate de que estén bien combinadas.
  3. Baño de suero de leche:
    • Sumerge cada pieza de pollo en el suero de leche, asegurándote de que esté completamente cubierta.
  4. Rebozado con la mezcla de harina:
    • Pasa cada pieza de pollo por la mezcla de harina y especias, presionando para que la mezcla se adhiera bien.
  5. Reposo y doble rebozado:
    • Deja que las piezas de pollo reposen durante unos minutos para que la mezcla se adhiera mejor.
    • Realiza un segundo rebozado para lograr un exterior más crujiente.
  6. Calentamiento del aceite:
    • Calienta suficiente aceite en una sartén profunda o freidora a 175°C.
  7. Freído dorado:
    • Fríe las piezas de pollo en lotes hasta que estén doradas y crujientes. Asegúrate de que el pollo esté cocido en su interior.
  8. Escurrido y reposo:
    • Coloca el pollo frito en una rejilla para escurrir el exceso de grasa.
    • Deja que descanse unos minutos antes de servir.

[/nextpage][nextpage]

Variaciones de pollo frito

El pollo frito al estilo KFC es un lienzo en blanco para la creatividad culinaria. Aquí tienes algunas variaciones para explorar y añadir tu toque distintivo:

  1. Pollo picante:
    • Añade más pimienta de cayena o utiliza una salsa picante en el baño de suero de leche para un toque de calor adicional.
  2. Pollo con miel:
    • Mezcla miel en la mezcla de harina para un pollo frito con un toque dulce y crujiente.
  3. Pollo con hierbas frescas:
    • Agrega hierbas frescas como cilantro o perejil a la mezcla de harina para un toque de frescura.
  4. Pollo con parmesano:
    • Incorpora queso parmesano rallado a la mezcla de harina para un sabor más robusto.
Pollo 3

Opciones de bebidas

La elección de bebidas para acompañar el pollo frito es crucial para una experiencia completa. Aquí tienes algunas sugerencias de maridaje:

  1. Cerveza fría:
    • Una cerveza ligera y fría, como una lager o una cerveza de trigo, complementará la fritura y refrescará el paladar.
  2. Refresco de lima-limón:
    • La acidez y efervescencia de un refresco de lima-limón cortará la grasa y realzará los sabores del pollo.
  3. Té helado dulce:
    • Un té helado dulce equilibrará la salinidad del pollo frito con su dulzura refrescante.
  4. Vino espumoso:
    • Un vino espumoso, como un Prosecco o un Cava, aportará una elegante burbujeante que contrasta con la fritura.

[/nextpage][nextpage]

Acompañamientos

Los acompañamientos son la guarnición perfecta para el pollo frito. Aquí tienes algunas sugerencias creativas.

  1. Ensalada de col:
    • Una ensalada crujiente de col con aderezo cremoso es un clásico que complementa la fritura.
  2. Puré de patatas:
    • Un puré de patatas suave y mantecoso es la opción reconfortante que contrasta con la textura crujiente del pollo.
  3. Maíz en mantequilla:
    • El maíz en mantequilla es un acompañamiento dulce y salado que equilibra los sabores.
  4. Galletas:
    • Galletas esponjosas tipo biscuit son ideales para absorber la deliciosa salsa de pollo frito.
Maiz

Qué comer de postre

Después de saborear un delicioso plato de pollo frito, es hora de culminar la experiencia con un postre que complemente los sabores y deje un dulce regusto en el paladar. Aquí tienes cinco opciones tentadoras para satisfacer tu gusto por lo dulce después de disfrutar de un festín de pollo frito:

  1. Tarta de manzana con helado de vainilla:
    • La combinación clásica de una tarta de manzana recién horneada y una generosa bola de helado de vainilla es una opción reconfortante. El contraste entre la tibieza de la tarta y la cremosidad del helado crea una experiencia indulgente.
  2. Mousse de chocolate con frutas frescas:
    • Después de la indulgencia salada del pollo frito, equilibra tus papilas gustativas con un mousse de chocolate suave y sedoso. Acompaña cada bocado con trozos frescos de fresas, frambuesas o kiwi para un contraste refrescante.
  3. Pastel de zanahoria con crema de queso:
    • El pastel de zanahoria, con su textura esponjosa y su mezcla de especias, es un postre reconfortante. La crema de queso glaseada aporta un toque cremoso y ligeramente ácido que complementa perfectamente el carácter salado del pollo frito.
  4. Helado de menta con trozos de brownie:
    • Refréscate con una porción de helado de menta fresca adornado con generosos trozos de brownie. La frescura de la menta y la riqueza del chocolate se combinan para crear una experiencia postres perfecta después de una comida con pollo frito.
  5. Tiramisú casero:
    • Un tiramisú casero, con sus capas de bizcochos empapados en café y crema de mascarpone, proporciona una mezcla única de sabores y texturas. El toque de cacao espolvoreado en la parte superior añade un toque amargo que complementa la indulgencia del pollo frito.

[/nextpage][nextpage]

Conclusión: Un Festín de Tradición Crujiente

El pollo frito al estilo KFC es más que una simple receta; es un fenómeno culinario que ha trascendido fronteras y generaciones. Desde las humildes raíces en una estación de servicio en Kentucky hasta convertirse en un emblema global de la comida rápida, el pollo frito de KFC sigue siendo un deleite irresistible.

Ya sea que disfrutes del pollo frito en la comodidad de tu hogar o te sumerjas en la experiencia KFC, cada bocado es una celebración de sabor, tradición y maestría culinaria. Así que, la próxima vez que te embarques en la aventura de preparar pollo frito al estilo KFC, deja que las once hierbas y especias te guíen hacia un festín de tradición crujiente.

[/nextpage]