viernes, 1 marzo 2024 9:01

Cuando la ‘Liga Endesa’ era la ACB e Iturriaga se fue ‘de rositas’ ante el Barcelona

La ‘Liga Endesa’ de baloncesto causa sensación. El baloncesto es un deporte que ha ganado muchos adeptos y buena parte de culpa la tiene la creación de la Liga ACB hace 40 años. De la mano de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) llegó el modelo con play-off y los dos extranjeros por equipo, que aterrizaron en la competición, sobre todo ‘americanos,’ que dieron un salto de calidad al deporte de la canasta en España.

El dominio del Madrid en la ACB duró tres campañas y luego fue el Barcelona, de la mano de Salvador Alemany y Aíto García Reneses, el que pasó a ser el más fuerte, ganando su primera ACB en la 86-87 ante el Joventut con la famosa canasta de Kenny Simpson en el último segundo del cuarto partido, una canasta de dos puntos que le dio el título al Barcelona.

Para el recuerdo quedan también los duelos entre los pívots Fernando Martín Audie Norris. Martín fue uno de los protagonistas de la primera final ACB, marcada por una tanga descomunal en el segundo partido de la final entre el Barcelona y el Real Madrid. El escolta del Madrid Juanma López Iturriaga solo recibió una multa económica por dicha pelea. El tema colea 40 temporadas después.

Emd Merca2.Es
Fuente: ‘El Mundo Deportivo’.

LA PRIMERA LIGA ACB

“La pelea de Iturriaga”. Este podría ser el título de algún capítulo que en forma de novela explicara una historia en torno a la ACB. Y lo es porque es lo que más ha quedado en el colectivo de una final que fue apasionante, la primera de la liga desde la creación de la Asociación de Clubes de Baloncesto, que sustituyó a la Federación Española de Baloncesto (FEB).

Fue en la temporada 1983-1984 cuando echó a andar la ACB. Por aquel entonces, el Madrid era dominador y por detrás trataban de hacerle sombra el Barcelona, con Epi como estantande, y el Joventut, donde ya destacaba Jordi Villacampa.  

FUE EN LA TEMPORADA 1983-1984 CUANDO ECHÓ A ANDAR LA ACB

La temporada 1983-84 de la Liga ACB tuvo lugar desde el 11 de septiembre de 1983 hasta el 11 de abril de 1984, y fue la primera temporada celebrada de la Liga ACB. Dicho campeonato se creó con la intención de profesionalizar por completo el baloncesto en España. En ella participaron 16 equipos.

​EL MODELO ACB

El modelo de campeonato inicial se basó en la Liga italiana de baloncesto: liga regular por grupos y un playoff para decidir, al mejor de tres partidos, el campeón -de la ACB-. Anteriormente, la liga de baloncesto constaba solo de una fase regular. Los empates se eliminan, y si un partido termina sin vencedor se va a la prórroga.

EL MODELO DE CAMPEONATO INICIAL SE BASÓ EN LA LIGA ITALIANA DE BALONCESTO: LIGA REGULAR POR GRUPOS Y UN PLAYOFF PARA DECIDIR, AL MEJOR DE TRES PARTIDOS, EL CAMPEÓN

Además, se permitía por vez primera que cada equipo contase con dos plazas para jugadores extranjeros en su plantilla. Anteriormente, los jugadores extranjeros debían estar nacionalizados para poder jugar en la Liga Nacional, siendo este el caso de deportistas como Chicho Sibilio (Barcelona).

En la fase regular había dos grupos de ocho equipos cada uno. Su distribución se realizaba sobre la base de la clasificación del año pasado, con un grupo impar (primero, tercero, quinto…) y un grupo par (segundo, cuarto, sexto…) que jugaban entre sí a ida y vuelta. Después había una segunda fase regular, con un Grupo A-1 en el que estaban dentro los cuatro mejores de cada grupo, y un Grupo A-2 en el que estaban los cuatro peores. Todos los equipos del A-1 más los cuatro primeros del A-2 pasan a los ‘playoff’, mientras que los cuatro últimos del A-2 lucharán por la permanencia. Los cuatro primeros del grupo A-1 quedan exentos de la ronda preliminar.

EL REAL MADRID, PRIMERO

El Madrid quedó primero del grupo Par, mientras que el Joventut lo hizo en el impar. En el grupo A1, los merengues fueron primeros de nuevo y el Barcelona, segundo.

En los play-offs, los blancos eliminaron en cuartos al Licor 43, en semifinales al Joventut y se impusieron en la final al Barcelona, que llegó a la misma tras eliminar al OAR Ferrol y al CAI Zaragoza.

La norma de entonces, según ha podido saber mercado con analistas de la época, marcaba que el promer partido se disputaba en casa del finalista con peor score, en este caso el Barcelona, que había sido segundo en el grupo de los aspirantes al título.

EL SEGUNDO CHOQUE Y LA PELEA

En el primer partido de la final, el Madrid ganó en el Palau Blaugrana (65-80), así que tenía la opción de sentenciar en su cancha en el segundo. Ese encuentro se disputó un viernes, 13 de abril, en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, un escenario que se quedó pequeño, con unas colas históricas para comprar entradas y con muchos aficionados que se quedaron sin tickets y no pudieron asistir. En ese duelo el Barça logró imponerse tras una prórroga en un partido extremadamente tenso (79.81), lo que daba paso a un tercer y definitivo encuentro que se debía jugar al día siguiente.

EN EL PRIMER PARTIDO DE LA FINAL EL MADRID GANÓ EN EL PALAU BLAUGRANA (65-80), ASÍ QUE TENÍA LA OPCIÓN DE SENTENCIAR EN SU CANCHA EN EL SEGUNDO

“Nunca se disputó. En el minuto 14 de la segunda parte había ocurrido algo clave. El pívot del Barça Mike Davis y el escolta del Real Madrid Juanma López Iturriaga se enzarzaron en una pelea, en la que posteriormente intervino el pívot del Madrid Fernando, siendo los tres descalificados. El problema vino después, cuando el Comité de Competición ya de madrugada decidió sancionar a Davis con seis partidos de suspensión, a Martín con tres, pero a Iturriaga dejarle sin sanción e imponerle únicamente una multa económica, decisiones todas ellas que el Barça consideró injustas, lo que motivo su decisión de no presentarse a jugar el tercer partido”, recordó «El Mundo Deportivo».

Acb 1 Merca2.Es
Iturrriaga Defendido Por José Manuel Beirán Y De Fondo, El Escolta Del Madrid Chechu Biriukov.

El Real Madrid, por lo tanto, venció por incomparecencia y fue proclamado campeón de liga, eso sí, tras una imagen lamentable que se pudo ver en la televisión en directo, la de los jugadores del Real Madrid calentando en su cancha esperando a un equipo rival que no apareció nunca, porque esa misma mañana ya había volado de regreso con dirección a Barcelona.