Los planes poco comunes que tampoco debes descartar para este puente de diciembre

El puente de diciembre ofrece la oportunidad perfecta para disfrutar de planes cautivadores. Explorar mercados navideños, impregnarse del espíritu festivo en ciudades iluminadas, y degustar delicias culinarias típicas son opciones irresistibles. Las pistas de patinaje al aire libre y las actividades temáticas en parques temáticos brindan diversión para toda la familia. Para los amantes de la naturaleza, rutas de senderismo en entornos nevados crean experiencias memorables. Además, escapadas a destinos históricos o relax en un spa contribuyen a crear el puente de diciembre perfecto, fusionando tradición, entretenimiento y descanso.

Image 15 1

[/nextpage]

Los planes poco comunes que tampoco debes descartar para este puente de diciembre

Puedes sumergirte en la atmósfera navideña visitando mercados tradicionales llenos de luces y decoraciones. Para una experiencia más activa, un ejemplo son las pistas de patinaje al aire libre son una opción divertida para todas las edades. Si prefieres un retiro tranquilo, considera una escapada a un destino histórico o un fin de semana en un acogedor spa. Pero aquí van algunos de los mejores ejemplos.

[/nextpage]

El espíritu navideño de Alpino, Barcelona
Image 15

Hasta el 5 de enero, la terraza del Hotel Palace en la Ciudad Condal se transforma en un ícono navideño que va más allá de la tradicional decoración de la fachada, el vestíbulo o los salones, así como de los exclusivos menús de gala, incluyendo los del renombrado restaurante gastronómico Amar Barcelona, dirigido por el chef Rafa Zafra. El Rooftop Garden se convierte en un auténtico jardín alpino que recrea la atmósfera de los mercadillos del norte de Europa, con originales puestos de regalos proporcionados por proveedores locales. Además, se incorpora un chalet suizo adornado con manteles a cuadros y pieles de oveja, ofreciendo un refugio ideal para disfrutar de platos reconfortantes como sopa de cebolla, huevos meurette o fondue.

En este icónico hotel de cinco estrellas, inaugurado en 1919, regresan las proyecciones de cine navideño con títulos tan queridos como Love Actually, Solo en Casa, Cuento de Navidad, The Holiday o Elf. Estas películas se presentan en cuatro acogedoras cabañas de madera, donde se ofrecen palomitas, dulces característicos de la temporada, chocolate caliente y vino caliente. Aquellos que deseen entablar una charla personal con Papá Noel pueden hacerlo en el lobby, que también se convierte en el escenario de un acogedor salón de té todos los días de 16:00 a 19:00 horas. El toque final para completar la experiencia festiva sería adquirir el codiciado Roscón de Reyes elaborado por el maestro pastelero del hotel.