La Real Federación Española de Deportes de Invierno da las claves para evitar lesiones durante la temporada de esquí

La temporada de esquí es una emocionante aventura invernal, pero la diversión puede truncarse rápidamente si no se toman las precauciones necesarias para evitar lesiones. La Real Federación Española de Deportes de Invierno, de la mano del preparador físico Jesús Pérez, proporciona valiosas recomendaciones para que los entusiastas de este deporte disfruten de una experiencia segura y memorable en las pistas. Aquí te presentamos algunas claves fundamentales y otros consejos que también creemos que son pertinentes que los tengas muy en cuenta.

Jesús habla de que las lesiones surgen cuando no se está preparado físicamente

Jesús Habla De Que Las Lesiones Surgen Cuando No Se Está Preparado Físicamente

La preparación física es un aspecto fundamental para cualquier esquiador que busque disfrutar de una temporada invernal sin contratiempos. El entrenamiento de fuerza se erige como una piedra angular en la preparación, ya que fortalece los grupos musculares clave necesarios para afrontar las demandas del esquí. La musculatura de las piernas, especialmente cuádriceps e isquiotibiales, juega un papel crucial en el control y la estabilidad durante los descensos, mientras que la fuerza en la zona central del cuerpo contribuye a mantener el equilibrio.

Además, el entrenamiento específico para los músculos estabilizadores de las rodillas puede ayudar a prevenir lesiones comunes, como distensiones de ligamentos. Incorporar ejercicios de equilibrio y coordinación también es esencial para mejorar la capacidad de respuesta en terrenos irregulares. La preparación física no solo contribuye al rendimiento, sino que también actúa como una medida preventiva crucial para garantizar una experiencia de esquí placentera y segura.

Consejo del experto: «No entrenar dos días seguidos, ni más de tres días a la semana. Mantener una suave pero suficiente y adecuada progresión del peso que utilicemos».