Descubre los peligros del ayuno intermitente. ¡Es un mito!

El ayuno intermitente ha ganado popularidad en los últimos años como una estrategia para perder peso y mejorar la salud. Sin embargo, es importante destacar que también conlleva ciertos peligros y desafíos que deben tenerse en cuenta antes de embarcarse en esta práctica. Aunque hay defensores fervientes del ayuno intermitente, también existen críticos que argumentan que es simplemente un mito.

Falta de rendimiento, trastornos de sueño, desconcentración…

Falta de rendimiento, trastornos de sueño, desconcentración…

Además de estos inconvenientes, el ayuno intermitente también puede conllevar otros riesgos para la salud. La falta de rendimiento aeróbico, dificultad para concentrarse, pérdida de masa muscular y de minerales óseos, trastornos del sueño, mareos, fatiga, dolor de cabeza, ansiedad, depresión, malnutrición e hipoglucemias son algunos de los posibles efectos negativos. Por lo tanto, es importante tener en cuenta estos riesgos al considerar la implementación del ayuno intermitente.

Por ello, se desaconseja el ayuno intermitente en personas con trastornos de la conducta alimentaria, deportistas de alto riesgo, mujeres embarazadas o lactantes, niños, adolescentes y personas mayores. Cada individuo debe evaluar su situación personal y consultar con profesionales de la salud antes de comenzar cualquier tipo de ayuno intermitente.