El toque especial de Dani García para una fideuá de calamares única

La receta de fideuá es una especialidad originaria de Gandía, pero que se ha expandido a toda la Comunidad Valenciana, y por supuesto al resto del país. Se cocina en el mismo recipiente que la paella, aunque cambian los ingredientes principales, ya que la fideuá se hace con marisco y fideos.

La historia de este plato es bien curiosa, por el hecho de que se inventó por casualidad. La primera vez que se cocinó una fideuá fue en 1930, cuando el cocinero de un barco llamado Santa Isabel quiso hacer un plato bien rico para toda la tripulación. Utilizaría marisco de las pescas que habían obtenido los marineros y arroz, que es lo que añadía con frecuencia. Pero ese día, no se sabe si se había terminado el arroz o simplemente decidió innovar, el caso es que cambió el arroz por fideos. El éxito fue tal que la receta comenzó a ofrecerse en los restaurantes del puerto de Gandía, y pronto se convirtió en el plato estrella de esta región.

PREPARACIÓN DE LA FIDEUÁ

Fideua Fina

Comenzamos preparando el calamar troceado en anillas. Después ponemos una sartén antiadherente al fuego y cuando esté caliente ponemos las rodajas de calamar sin nada de aceite. Dejamos que se cocinen poco a poco para que la carne se vaya secando y se caramelice. Cuando tenga un aspecto tostado, añadimos un chorro de aceite de girasol. Mientras tanto picamos en cuadrados el pimiento verde. Después retiramos las anillas de calamar y usamos ese mismo aceite para freír los fideos. Los movemos con un tenedor de madera y los cocinamos hasta que se tuesten. Esto le dará una textura crujiente muy especial a la fideuá.