Quantcast

La coalición de Gobierno y sus choques: tres meses aun aguantándose

¿Un Gobierno tripartito? Así es, ya no solo existen discrepancias entre Unidas Podemos y el PSOE, partidos que conforman la tradicional coalición del Gobierno de Pedro Sánchez, sino que ahora se suma Yolanda Díaz a las disputas y en esta oportunidad, el detonante ha sido el envío de armas a Ucrania, aunque todo parece indicar que el verdadero origen de la disputa entre los socios de la coalición es por la falta de acuerdo sobre los cambios en la Ley del solo sí es sí.

Son muchas las disputas que se han vivido entre los partidos de coalición del Gobierno durante los últimos meses, al punto de que la tensión que existe actualmente entre ambos partidos ha llevado a la tradicional coalición al límite.

Pero el partido mayoritario de Gobierno parece haber decidido apostar por la estabilidad y el carácter mediador que puede proporcionar Yolanda Díaz, “ignorando” la negativa de Unidas Podemos en decisiones claves para el Gobierno.

Ante este escenario tan complejo que se presenta entre los partidos de la coalición después de la falta de acuerdo entre los socios por la ley del solo sí es sí, solo nos queda a esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, aunque esta parece ser una discrepancia más entre socios, ya que han aclarado que no habrá ruptura.

Los focos de tensión entre los partidos de la coalición del Gobierno. Desacuerdos sin ruptura

Los focos de tensión entre los partidos de la coalición del Gobierno. Desacuerdos sin ruptura
Los focos de tensión entre los partidos de la coalición del Gobierno. Desacuerdos sin ruptura

Los detonantes de la tensión entre los partidos de la coalición parecen estar claros, la reforma de la Ley del solo si es sí, la Ley de familias, la Ley de vivienda y la Ley Trans, el aumento del gasto en defensa o la famosa salida del rey enerito de España, entre muchos otros temas que no parecen quedarse en el Gobierno sino que se han trasladado al Congreso.

La posible reforma anunciada por el Gobierno para la Ley del solo sí es sí, parece haber sido el detonante de la tensión en la coalición, ante un escenario en el que el PSOE y Unidades Podemos no lograron alcanzar acuerdos para reforma de la ley, el partido mayoritario de Gobierno estaría presentando en solitario una proposición de ley ante el Congreso, lo cual supone uno de los desacuerdos más graves alcanzados por los socios de la coalición desde que se inició.

Ahora bien, todos estos desacuerdos no parecen poner el riesgo la coalición, ya que tanto Unidas Podemos como representantes de la Moncloa se han apurado en aclararlo. Jaume Asens, el presidente de Unidas Podemos en el Congreso ha asegurad que la coalición “no está en riesgo” y por su parte, el Gobierno en esta oportunidad a través de Luis Planas, ministro de Agricultura ha declarado que “en absoluto hay peligro de divorcio entre los socios”.

Ambos partidos han insistido en la idea de que es absolutamente normal que haya diferencias entre partidos, además han aclarado ambos partidos que las discrepancias que han surgido no son de carácter político y como consecuencia deberían ser fáciles de subsanar, sin embargo, la ley del solo sí es sí no parece reflejar esta visión.

La confianza en Yolanda Díaz. ¿Un error de Sánchez?

La confianza en Yolanda Díaz. ¿Un error de Sánchez?
La confianza en Yolanda Díaz. ¿Un error de Sánchez?

Para muchos Sánchez y su partido, el PSOE intentan disminuir las tensiones existentes con el partido minoritario de Gobierno, Unidas Podemos estableciendo alianzas con Yolanda Díaz, pero todo parece indicar que se trata de un error ya que la dirigente no parece tener un dominio completo del escenario.

Otro grave error que los analistas han encontrado en la estrategia del PSOE es que la comunicación entre Yolanda Díaz y los representantes de Unidas Podemos es casi nula, y todo parece indicar que la dirigente de Podemos en el Gobierno, Irene Montero no se encuentra abierta a dialogar con Yolanda Díaz, lo que dificulta el camino de Pedro Sánchez quien se encuentra pagando las consecuencias por las alianzas pactadas.

Y es que Yolanda Díaz se ha caracterizado por su carácter mediador sobre todo en las dispuestas que se han suscitado entre los socios de la coalición, y esta vez no podía ser diferente, ya que la vicepresidenta ha tenido que intervenir para bajar los tonos de los socios, sobre todo los del partido minoritario después del anuncio de los socialistas sobre la ley del solo sí es sí.

En los últimos días la vicepresidenta en su intento por mediar entre los socios ha compartido escenario incluso con Irene Montero y hasta se han publicado fotografías juntas, sin embargo, en Podemos no ven con buenos ojos este acercamiento de Yolanda Díaz y se han apurado a aclarar en varias oportunidades que “nada ha cambiado”, por lo que todo parece indicar que la intervención de la vicepresidenta en esta oportunidad no ha contribuido a crear un clima de confianza entre los socios de gobierno.