Quantcast

Cómo mantener y cuidar un limpiafondos para alargar su vida útil

Si tienes una piscina en casa y estás harto de pasar horas limpiándola durante la temporada de verano, tu mejor aliado es un limpiafondos eléctrico. En la actualidad, existen equipos de limpieza robotizados como, por ejemplo, los Limpiafondos Dolphin, capaces de limpiar tanto el suelo como las paredes del vaso de forma totalmente automática, sin necesidad de que tú tengas que perder tiempo y energía en hacerlo.

Además, al tratarse de limpiezas profesionales, a largo plazo, conseguirás un importante ahorro en productos químicos y agua para solucionar problemas derivados de la mala limpieza de la piscina. No obstante, existe un inconveniente respecto a los limpiafondos eléctricos: suponen una gran inversión inicial, ya que no son precisamente económicos.

Por este motivo, cuando se compra un limpiafondos eléctrico, se pretende que dure toda la vida. Para conseguirlo, es importantísimo realizar una buena utilización del mismo y llevar a cabo una serie de tareas de mantenimiento para alargar su duración.

Pero no te preocupes, el mantenimiento de un limpiafondos es muy sencillo. Para prolongar su vida útil, simplemente debes tener en cuenta los cinco consejos que te dejamos a continuación.

1. Correcto mantenimiento del agua

El ciclo de limpieza del limpiafondos tiene lugar dentro del agua. Por eso, para alargar su vida útil, debemos cuidar este medio en el que trabaja. De lo contrario, tanto el limpiafondos en sí como algunos de sus componentes, pueden verse afectados.

Para que el estado del agua no afecte negativamente a tu limpiafondos, debes controlar el nivel de PH y de cloro antes de cada limpieza. Recuerda que el nivel de PH óptimo para una piscina es de entre 7,2 y 7,6 y el cloro debe situarse entre un 0,6 y un 1ppm.

Asimismo, en situaciones de temperaturas extremas, es conveniente controlar la temperatura del agua antes de introducir el limpiafondos en ella. En caso de que la temperatura se sitúe por debajo de los 12ºC o por encima de los 32ºC, será mejor esperar.

Por otro lado, debes tener en cuenta que el trabajo del limpiafondos tiene lugar en el fondo y las paredes de la piscina, justo donde pueden proliferar algas. Estos organismos dificultarían el trabajo del limpiafondos, por lo que es conveniente utilizar un alguicida que evite su aparición.

2. Tener en cuenta las instrucciones del fabricante

Al igual que cualquier otra maquinaria, los limpiafondos eléctricos vienen con un manual de instrucciones en el que cada fabricante indica las instrucciones de uso y los consejos de mantenimiento. Tener en cuenta estas instrucciones es fundamental para garantizar un correcto mantenimiento del equipo.

Por ejemplo, si tienes un Limpiafondos Dolphin, encontrarás una guía de solución de problemas que te ayudará a identificar posibles errores y solucionarlos a tiempo. Además, también tendrás una guía de rutina de mantenimiento que te indicará cómo proceder en el mantenimiento de tu limpiafondos.

Asimismo, el diseño web corporativo que han llevado a cabo otros fabricantes de limpiafondos también puede servirte para encontrar información en su página web oficial sobre cómo cuidar y mantener el limpiafondos adquirido.

3. Sacar el limpiafondos de la piscina cuando termine la limpieza

Para alargar la duración del limpiafondos, es importante que el dispositivo esté el menor tiempo posible dentro del agua. Los tratamientos que se utilizan para mantener limpia y desinfectada la piscina (como el clorador salino o los productos químicos) pueden perjudicar los componentes del limpiafondos a largo plazo.

En este sentido, también debes tener en cuenta que una piscina en condiciones normales, no requiere el uso del limpiafondos eléctrico más de una o dos veces a la semana. Por lo tanto, introducir el limpiafondos en el agua justo antes de la limpieza y sacarlo justo después no debería suponer un trabajo pesado.

4. Limpiar el limpiafondos

Tras retirar el limpiafondos del agua, llega el momento de hacer la correspondiente limpieza. Este proceso tampoco te llevará demasiado tiempo pero sí es necesario para mantener el equipo limpio y cuidado y conseguir que dure más tiempo.

En primer lugar, deberás sacar la bolsa del filtro, en la que se acumula toda la suciedad aspirada, y vaciarla en un cubo de basura. A continuación, es recomendable limpiar la bolsa con una manguera a presión para que todos los poros queden limpios y esté lista para un nuevo ciclo de limpieza.

En este punto, también es conveniente hacer una limpieza general del limpiafondos, especialmente de los motores, la carcasa y los rodillos, con el fin de eliminar posibles residuos de producto químico. Una vez terminada la limpieza, lo ideal es guardar el limpiafondos en un lugar a la sombra para que el sol tampoco pueda deteriorarlo.

5. Hacer revisiones periódicas

La limpieza del limpiafondos es el momento ideal para hacer una revisión del estado de todas las piezas. Estas comprobaciones no te llevarán mucho tiempo y pueden llegar a evitar problemas mayores a largo plazo.

En caso de identificar alguna avería o problema en los cepillos, correas, ruedas, motores o cualquier otro componente del limpiafondos, deberás contactar con un equipo de reparación limpiafondos para que solucione la avería tan pronto como sea posible.