Quantcast

El padre de Gerard Piqué, increpado por los fans de Shakira: «¿Y el Twingo? ¡Tiene un Rolex!»

Joan Piqué y Montserrat Bernabeu, padres de Gerard Piqué, siempre han presumido de su discreción y de mantenerse al margen de la mediática vida de su hijo. Sin embargo, tras la frase que Shakira dedica a su suegra en su nueva canción – «me dejaste de vecina a la suegra, con la prensa en la puerta y la deuda en Hacienda» – están en el punto de mira y la (mala) relación que mantienen con la cantante se ha convertido ‘casi’ en un asunto de Estado.

Y es que la complicidad y el buen rollo del que la colombiana presumía con sus suegros en sus diferentes apariciones públicas parece haber pasado a la historia tras su separación del exfutbolista. ¿El motivo? Descubrir que Joan y Montserrat habían prestado presuntamente a Gerard su casa de Los Pirineos para sus encuentros furtivos con Clara Chía.

Tampoco habría ayudado el ver a la nueva novia de su ex ‘pavoneándose’ por el jardín de los abuelos de sus hijos este verano, poco después de anunciar su ruptura. Una información desmentida por el entorno del blaugrana que sin embargo muchos dan por cierta y explicarían el enfado de Shakira con los padres de Piqué.

Un enfado que ha quedado patente con la bruja a tamaño real que la artista colocó hace unos meses en su balcón apuntando directamente a la casa de sus suegros y que, tras verse seriamente dañada por el temporal, vuelve a ocupar su lugar sin ‘quitar ojo’ a la casa de Monsterrat y Joan.

Mientras tanto, los padres de Piqué guardan un tenso silencio, aguantando estoicamente su involuntario protagonismo de los últimos días y los ‘cánticos’ que les dedican los incondicionales de Shakira, que en esta ocasión han recibido a Joan al ritmo de «tiene nombre de persona buena, clara-mente no es como suena» al reconocerlo a su llegada a la Kings League.

Varios jóvenes han increpado al padre del exfutbolista que fuese en un coche de alta gama en lugar de en un Twingo – coche con el que la colombiana compara a Clara Chía en su canción -, y que llevase un Rólex en la muñeca – reloj con el que se identifica Shakira, mientras para ella la novia de Piqué es un Casio – mientras le cantaban parte de la ‘Session 53’ de la madre de sus nietos.

Tras varias horas disfrutando de los partidos de la Kings League Joan abandonaba el recinto mientras unos seguidores de la cantante le despedían al nombre de «Shakira, Shakira, Shakira». unos gritos a los que el padre de Gerard ha hecho oídos sordos, acelerando su coche sin hacer ninguna declaración. El momento, ¡a continuación!