Quantcast

La telenofobia, el miedo a las llamadas entre los jóvenes

No es extraño observar cómo un amigo silencia una llamada porque prefiere no hablar por teléfono. Es un gesto que se agrupa en la telenofobia y se está volviendo cada vez más habitual y, paradójicamente, sucede con aquellas personas jóvenes que tienen más manejo con los dispositivos electrónicos. Los jóvenes de hoy en día prefieren escribir que hablar por teléfono por lo que parece que poco a poco se está acabando la llamada telefónica clásica como la conocíamos. Ahora se abren hueco los audios.

El rechazo a las llamada de teléfono se lo conoce como telenofobia

La telenofobia, el miedo a las llamadas entre los jóvenes

No es la primera vez que lo habrás observado y es que cada vez más personas deciden no coger el teléfono prefiriendo la comunicación escrita mediante el móvil con aplicaciones como Whatsapp y Telegram. A muchos jóvenes les da pánico coger el teléfono y la mayoría de ellos no saben el porqué.

Según los especialistas este rechazo con la llamada telefónica tiene que ver con la salud mental y no es una simple preferencia por otras formas de comunicación. Ya se le ha puesto el nombre de telenofobia.

Este es un trastorno nuevo que según Sergio García Soriano (psicólogo clínico y experto en intervención social) tiene su origen cuando las llamadas telefónicas aún eran un acto habitual. Suele ir ligado con el miedo a hablar en público o simplemente con personas que no se conocen tan bien. Está ligado a la fobia social y se puede incluir en el subgrupo llamado telenofobia.

Detrás de este trastorno se suelen esconder otras causas psicológicas que se muestran mediante este acto. Si lo analizamos bien, cuando recibimos una llamada, no podemos controlar cómo transcurrirá la conversación por lo que ante el medio de que algo se salga de lo previsto, preferimos no responder. Es una inseguridad de toda la vida.

Un 75% de los millenials evitan las llamadas telefónicas

La telenofobia, el miedo a las llamadas entre los jóvenes

La evasión a las llamadas de teléfono ha llegado a un punto importante ya que según la web bankmycell.com alrededor de un 75% de millenials prefieren evitar las llamadas telefónicas porque consideran que les quita mucho tiempo.

Sin embargo, es conocido que los jóvenes prefieren evitar las llamadas ignorándolas y hay estudios que demuestran que el 29% de los jóvenes ignoran incluso llamadas de amigos frente a un 25% que ignora las de familiares y un 21% que ignora las llamadas de trabajo.

Cada vez es más habitual ver cómo un amigo o conocido silencia una llamada entrante por cualquier motivo que sea y parece que los jóvenes nativos digitales prefieren tener otro tipo de comunicación antes que una conversación tradicional de teléfono.

La telenofobia se potencia con la ansiedad

La telenofobia, el miedo a las llamadas entre los jóvenes

La telenofobia está ligada a la ansiedad y eso lo puede explicar bien Ana, una joven de 24 años que tiene pánico a coger el teléfono porque no sabe bien cómo se encontrará en el momento de la llamada. Ana indica que si tiene un día con mucha ansiedad, se siente triste, enfadada o en cualquier otro estado alterado, se traspasará a la llamada de teléfono y eso le genera aún más ansiedad.

Es en ese momento cuando comienza la telenofobia y se tiende a evitar la llamada. De lo contrario, Ana tendría que hacer todo un guion sobre cómo responder y qué le pueden responder a ella para poder seguir calculando todas las variantes posibles. Esto le genera mucha carga de trabajo y mucho desgaste mental por lo que prefiere evitar la llamada.

Existen excepciones a la telenofobia

Hay personas que no tienen telenofobia como es el caso de Elena, una joven de 22 años que prefiere antes recibir una llamada telefónica a tener que contestar por Whatsapp. Aún quedan jóvenes que ven la escritura como un método de comunicación poco eficiente que lleva a malentendidos por lo que prefieres una llamada de teléfono que será mucho más corta y más eficaz.

Además, indican que les parece mucho más cercano que mandar un audio de Whatsapp o un mensaje. Consideran que la llamada telefónica en muchas ocasiones es necesaria para mantener un vínculos porque escuchar la voz en tiempo real de la otra persona seguirá siendo mucho más poderoso que un mensaje.

Aún así, es cierto que en ocasiones detrás de una llamada ignorada no se esconde una elección consciente. Hay personas que están cansadas de las llamadas publicitarias no deseadas y que automáticamente desechan todas aquellas llamadas que no vienen de un número conocido. Algunos jóvenes mantienen sus dispositivos en silencio para no ser molestados y, la realidad es que, muchas personas están comenzando a cansarse de las llamadas de móvil por esta cuestión.

No será la primera vez ni la última que escuches de algún familiar cercano la típica riña por tener el móvil en silencio. Esto demuestra que las generaciones pasadas tenían mucha más costumbre de llamar y se desenvuelven mucho mejor en ese campo.