Quantcast

Una segunda retroexcavadora y un helicóptero se suman a la búsqueda del pequeño Ángel en el vertedero de Toledo

Una segunda retroexcavadora, de similares características que la primera, se ha sumado a la búsqueda en el Ecoparque de Toledo de Ángel el segundo de los dos primos menores desaparecidos el pasado 10 de diciembre en el distrito madrileño de Carabanchel, han informado fuentes de la Policía Nacional.

Este jueves a las 8.00 horas ha comenzado la tercera jornada de estas tareas de búsqueda para encontrar a este menor, después de que el cuerpo de su primo fuese hallado en este lugar el pasado día 15 de diciembre. Las máquinas retroexcavadora están limpiando los residuos.

Además, se ha incorporado al operativo un helicóptero del Indicativo Cóndor de la Policía Nacional, especializado en operaciones tan distintas como el seguimiento de vehículos a la fuga, la búsqueda de desaparecidos o la localización de plantaciones de marihuana. Cuenta con potentes cámaras térmicas y de infrarrojos.

En el lugar también trabajan los guías caninos, una unidad especializada que depende de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, y que tiene a dos perros especializados en la búsqueda de personas. Fueron los primeros en batir la zona el martes con fin de encontrar al menor. También están presentes agentes del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) y de la Científica.

La portavoz de la Policía Nacional, Ana Rosa Martín, explicó ayer a los medios que es «muy difícil» determinar la duración de los trabajos que se han iniciado hoy, porque «hay muchísima cantidad de residuos». «Estamos hablando de unas 9.000 o 10.000 toneladas aproximadamente», dijo.

Se está buscando en la zona que está acotada desde el día 15 donde apareció «el pequeño Fernando» y en esta zona –que tendrá la extensión de un campo de fútbol y que tiene mucha profundidad– se está realizando la búsqueda de manera «intensa», apuntan desde la Policía.

Las labores se centran en el Ecoparque de Toledo, porque «la principal hipótesis» es que Fernando y Ángel «estuvieran juntos», aunque «no se descartan otras hipótesis», y se sigue trabajando en ello. Existen varias líneas de investigación, «ninguna descartada al cien por cien», dejó claro la portavoz policial.

El menor, desaparecido el pasado 10 de diciembre en el madrileño distrito de Carabanchel, iba acompañado por su primo Fernando, de quien sí se hallaron los retos mortales en este vertedero de Toledo el pasado 15 de diciembre.