Quantcast

El truco para dar negativo en un control de alcoholemia

Está comprobado que el alcohol está presente entre el 30% y 50% de los accidentes de tráfico mortales, según reveló la Dirección General de Tráfico (DGT). Conducir bajo los efectos de esta sustancia altera nuestro comportamiento al volante, reduciendo nuestra capacidad de atención y de movimientos. Si estás buscando un motivo para no tomar alcohol y conducir, debes saber que las multas más elevadas de la DGT son si te atrapan con un índice positivo de alcohol en sangre. Aunque no sea lo recomendado, existen distintos trucos para pasar un control de alcoholemia aunque hayas bebido. A continuación te contaremos cuáles son.

Beber alcohol y manejar es peor que escribirle a tu ex

Beber alcohol y manejar es peor que escribirle a tu ex

Después de haber bebido alcohol, una de las peores decisiones que se pueden llegar a tomar es conducir (sin contar llamar a tu ex). Algo que debes tener en cuenta es que los accidentes no solo están relacionados con las tasas más elevadas de alcohol en sangre, sino que la mínima gota puede alterar tu percepción. Con una alcoholemia de 0,5 gr de etanol por litro de sangre se multiplica el riesgo de sufrir una colisión, y con 0,8 gr/l el riesgo es 5 veces mayor.