Quantcast

Tras el delito de sedición, Sánchez va ahora a por el de malversación

Pedro Sánchez realizó una entrevista con Antonio García Ferreras en laSexta donde anunciaba la iniciativa para reformar el delito de sedición. El Gobierno llevará al Congreso de los Diputados una iniciativa legislativa para reformar el delito de sedición y así hacer un reemplazo por un delito que sea homologable al de otras democracias europeas como es el caso de Alemania, Francia, Bélgica e Italia.

Esto de reformar el delito de sedición no debería caer como una sorpresa ya que es algo que había comentado antes de llegar a gobernar cuando hablaba de reformar el Código Penal. Estamos hablando concretamente de mayo de 2018, un mes antes de que Mariano Rajoy tuviese la moción de censura. Ya por aquel entonces, Pedro Sánchez planteaba reformas aunque específicamente del supuesto delito por rebelión.

Concretamente, en una entrevista para Televisión Española, el presidente dijo que estaban trabajando en una modificación del Código Penal porque la realidad española no corresponde con los delitos de rebelión que están tipificados desde el año 1995. Es decir, el país tiene que actualizarse y dejar atrás ciertas leyes que parecen sacadas de un libro de Historia del instituto.

La reforma de Pedro Sánchez del delito de sedición

Tras el delito de sedición, Sánchez va ahora a por el de malversación

Es el día 20 de enero del año 2020 cuando Pedro Sánchez nombró la posible reforma del delito de sedición. Estamos hablando de hace dos años cuando realizó la entrevista para RTVE. Comenzó hablando de la reducción de algunas penas por ese delito y comentó que hay que ir poco a poco porque es evidente que la crisis con Cataluña ha demostrado que tenemos un Código Penal que no está acorde con los tiempos que se viven. Son un compendio de leyes que están atrasadas y que hay que renovar.

España forma parte de la Unión Europea y, como tal, tiene que estar a la altura en todas las materias. Una de ellas es la reforma del Código Penal para tener leyes homologables a las de otros países europeos. Por supuesto, ya por aquel entonces sabía que sería un debate complicado para el Congreso de los Diputados.

Fue durante el 30 de junio de 2021 cuando en una sesión en el Congreso, el presidente se dirigió a Míriam Nogueras de Junts per Cat para asegurarle su compromiso, intensión y voluntad política para aprender de los acontecimiento ocurridos durante el 2017. Para ello, la propuesta era actualizar el Código Penal. De nuevo, el 1 de agosto de 2022, Pedro Sánchez dijo claramente que estaba a favor de reformar el Código Penal con esos delitos para que estuvieran acorde a los tiempos que se viven.

Pedro Sánchez propone modificar el delito de malversación

Tras el delito de sedición, Sánchez va ahora a por el de malversación

Después de haber presentado en el Congreso de los Diputados la proposición de ley por parte de PSOE y Unidas Podemos para reemplazar el delito de sedición y convertirlo en uno de desórdenes públicos agravados en el Código Penal, Pedro Sánchez ha comentado que también se debería actualizar el delito de malversación. A día de hoy, el presidente cuenta con los suficientes apoyos como para llevar a cabo la modificación aunque ha indicado que dejará la decisión en manos de los grupos parlamentarios.

Pedro Sánchez apoya la libertad del pueblo dentro de un solo territorio

Tras el delito de sedición, Sánchez va ahora a por el de malversación

Pedro Sánchez ha reflexionado sobre el concepto de nación e insiste en que se puede reconocer la nación catalana sin necesidad de hacer una separación jurídica en diferentes estados.

El presidente ha comunicado que España es un estado descentralizado, pero no deja de ser un Estado y, como tal, no puede resquebrajarse. Es por eso Pedro Sánchez insiste en que no estará a favor de una convocatoria para un referéndum y quiere conseguir una solución que no sea esa vía. El presidente también ha comentado que defiende una nación no nacionalista donde la identidades no sean excluyente y puedan ser compatibles. Vendría a ser el concepto de «nación de naciones» donde se explica que un territorio conjunto puede defender a su vez, las diferentes personalidades de los pueblos que lo forman.

Para el presidente, el término de nación tiene esa acepción y está relacionado con la vocación de autogobierno de muchas sociedades como es el caso de la catalana, pero también de la gallega, vasca y asturiana.

Por qué el PP se niega a aceptar un cambio en estos delitos

Tras el delito de sedición, Sánchez va ahora a por el de malversación

El Partido Popular se llamaba en un inicio Alianza Popular y fue fundado en el año 1976 como una federación de partidos pequeños conservadores que habían estado liderados por antiguos dirigentes del franquismo. El líder más reconocido fue Manuel Fraga, ministro de Información y Turismo de la dictadura franquista durante los años 1962 y 1969.

Es lógico que un partido como el PP que viene de estos inicios, esté en contra de modificar el delito de secesión y el delito de malversación. Al fin y al cabo, es un partido con una base franquista y, por lo tanto, apela siempre a la unidad de España (al igual que lo hacía Franco), no solo en forma sino también en esencia. Esto quiere decir que no solo tiene el interés de «unir» España en un solo territorio sino que también quiere eliminar la personalidad de los diferentes pueblos que conforman el país para generar una supuesta cultura española uniforme que nunca ha existido.

Es un tema que tiene mucha controversia, pero los hechos no mienten y están al alcance de todos. Solo queda esperar para saber la decisión de los grupos parlamentarios frente a la modificación del delito de malversación.