Quantcast

The Cure repasa grandes éxitos y comparte nuevas canciones en un Palau Sant Jordi con ‘sold out’

El grupo británico The Cure ha repasado sus grandes éxitos este jueves por la noche y ante las 17.200 personas de un Palau Sant Jordi de Barcelona con todas las entradas agotadas, donde también ha interpretado los cinco temas del nuevo disco que aún no ha visto la luz, ‘Songs of a lost world’.

Después de la actuación de los escoceses ‘The Twilight Sad’ como teloneros, el escenario se ha llenado de humo y efectos visuales y sonoros simulando una tormenta han dado la bienvenida al líder de la banda, Robert Smith, que ha arrancado los aplausos y gritos del público.

Con Reeves Gabrels en la guitarra, Simon Gallup en el bajo, Roger O’Donnell en los teclados y Jason Cooper en la batería, la banda ha empezado el concierto con ‘Alone’, del nuevo álbum, que ha contado con el visto bueno del público en forma de largo aplauso cuando han llegado los últimos acordes.

«Hola de nuevo. Ha pasado más tiempo del que esperaba. Esta es nuestra segunda casa», ha dicho el líder de la banda, que con este concierto ha regresado a Barcelona seis años después de su última visita, en 2016, antes de entonar la famosa ‘Pictures of you’, seguida de ‘A night like this’ y ‘Lovesong’.

El escenario se ha teñido de azul cuando ha sido el turno de otra novedad, la melódica ‘And nothing is forever’, seguida por la poderosa ‘Burn’ y ‘At night’, ‘A strange day’, ‘Shake dog shake’, las muy coreadas ‘Push’ y ‘Play for today’, y ‘A forest’ y ‘Trust’, en una constante exhibición de dominio y de complicidad entre los integrantes.

Con ‘A fragile thing’, el público de Barcelona ha podido escuchar otra de las nuevas canciones del grupo, compartida por primera vez en concierto el pasado 4 de noviembre en Italia y de nuevo el día 8 en Francia, y también con ‘Endsong’, que ya ha sido interpretada en una veintena de conciertos de la gira.

Tras abandonar el escenario, los integrantes han reaparecido instantes después para saciar las ganas del público de seguir con el espectáculo, una petición unánime que han respondido con un bis inaugurado por otra canción nueva, ‘I can never say goodbye’, seguida por ‘Plainsong’, ‘Prayers for rain’ y ‘Disintegration’.

El segundo y último bis ha llegado con grandes himnos de la banda, que ha guardado míticas e ineludibles como ‘Lullaby’, ‘Friday I’m in love’, ‘Close to me’, ‘Inbetween days’ y ‘Just like heaven’ para la traca final.

Los de Sussex se han despedido por todo lo alto con ‘Boys don’t cry’, poniendo así punto y final a un concierto que ha durado más de dos horas y media y con un repertorio de 29 canciones entre el largo aplauso de un público visiblemente satisfecho: «Es triste, pero esto debe acabarse», ha dicho Smith.

Desde la publicación en 1979 de su álbum debut, ‘Three Imaginary Boys’, The Cure ha lanzado 13 discos de estudio, algunos en directo y 40 sencillos, ha firmado varias bandas sonoras y ha realizado más de 1.500 conciertos, y desde 2021 los cinco miembros de la banda forman parte del Rock & Roll Hall of Fame.

Tras su paso por la capital catalana, The Cure actuará este viernes en Madrid y seguirá su gira por Francia, Suiza, Alemania, Bélgica, Irlanda y varias ciudades de Reino Unido antes de despedirla con una triple cita los días 11, 12 y 13 de diciembre en Londres.