Quantcast

Marlaska «vende» a la Guardia Civil en sus explicaciones sobre Melilla

La Guardia Civil parece haberse convertido en el «chivo expiatorio» de Fernando Grande-Marlaska durante las explicaciones del ministro sobre los sucesos acontecidos en la valla de Melilla el pasado verano. Así pues, el socialista parece no haber dudado en señalar a la Benemérita como la responsable de los documentos audiovisuales que tiene Interior sobre el momento del asalto a la valla. Una cuestión que ha sido criticada por el Partido Popular que, en defensa de la Guardia Civil, no ha dudado en criticar el «abandono» de Marlaska a la Guardia Civil de Melilla.

«Ningún hecho trágico ocurrió». Con estas palabras, Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior del Gobierno de España, se ha referido esta semana a los sucesos que ocurrieron el pasado 24 de junio en la valla de Melilla, donde un salto multitudinario de migrantes acababa provocando el fallecimiento de al menos 23 personas.

Palabras del ministro que parecen chocar frontalmente con las imágenes difundidas en un documental de la BBC sobre este salto a la valla, y que han llevado a la Fiscalía, así como al Defensor del Pueblo, a pedir al Ministerio de Interior más imágenes sobre los hechos de Melilla del pasado verano, con el fin de esclarecer lo ocurrido y depurar responsabilidades dentro de la investigación que se está produciendo sobre la tragedia.

MARLASKA SEÑALA A LA GUARDIA CIVIL

Sin embargo, este requerimiento de imágenes ha provocado más sombras que luces en la investigación del salto a la valla de Melilla. Al menos, en lo que se refiere a la transparencia del Ministerio de Interior, y su relación con la Guardia Civil.

Así pues, desde el departamento de Marlaska se contestaba a la Fiscalía que ya se había enviado «todo el material audiovisual» del que se disponía en el ministerio sobre los hechos del pasado verano, destacando que lo solicitado por la Fiscalía «sencillamente no existe». Justificaciones en las que Interior ha señalado directamente a la Guardia Civil, asegurando que los vídeos de los que se disponen pertenecen » a la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla», colocando así Interior a la Benemérita en el centro de la investigación, así como en el epicentro del huracán político.

«La Comandancia contestará a la mayor brevedad, explicando con todo detalle los motivos técnicos que demuestran que en los envíos originales se incluyó todo el material disponible» destacan desde Interior. Del mimo modo, Interior ha asegurado que este material «está a disposición de la Comisión de Interior del Congreso», y recoge «íntegramente toda la secuencia de acontecimientos sin hueco alguno», ya que «la Guardia Civil, por motivos operativos, estableció un sistema redundante con el helicóptero y el dron».

Palabras que han sido matizadas por fuentes de la Benemérita, que han destacado que, a pesar de que siempre hubo un dispositivo grabando, puede haber «pequeños lapsos temporales» en las imágenes, debido a la autonomía del helicóptero, que obligó al repostaje durante la grabación, y que el vuelo sobre un punto fijo como el que hizo el helicóptero es «muy complicado».

EL PP DEFIENDE A LA BENEMÉRITA

Explicaciones de Marlaska que han puesto en el punto de mira a la Guardia Civil con respecto a las grabaciones, y que han provocado que sea el Partido Popular quien no haya dudado en salir en defensa de los agentes de la Benemérita y su actuación durante el salto a la valla, donde varios agentes han asegurado a los medios de comunicación que «temieron por su vida».

Así pues, la diputada popular Ana Vázquez, en conversaciones con diversos medios de comunicación, no ha dudado en asegurar que, a pesar de las palabras del ministro de Interior, sí hubo rechazos en la frontera con Marruecos ese día. «Nos ha mentido de manera flagrante el ministro Marlaska» ha destacado la popular.

“Marlaska ha ocultado la actuación de Marruecos. ¿Qué oculta Marlaska? Pues por una parte que ha dejado desprotegida a la Guardia Civil, porque estaba entre los tornos y la puerta española teniendo que replegarse, porque solo había un cabo y 5 agentes… Dos de ellos caen heridos. Estamos hablando de una avalancha de 2.000 personas con palos y piedras, con garfios” ha denunciado Vázquez, que no ha dudado en defender la actuación de la Guardia Civil, a pesar de la clara inferioridad en la que se encontraban los agentes.

Unos agentes que, tal y como lamentan desde el PP, están completamente «abandonados» por el Ministerio de Interior, que no sólo evita enviar más agentes a la frontera, sino que además mantiene a la Benemérita con material deficiente: sin cascos, o con «escudos cristalizados», entre otros.