Quantcast

Almirall gana 10,9 millones hasta septiembre, frente a pérdidas en 2021, y eleva un 5,3% sus ventas

Almirall obtuvo un beneficio neto de 10,9 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a las pérdidas de 39,4 millones de euros registradas en el mismo periodo de 2021, según ha informado este jueves la compañía, que ha precisado que su resultado neto normalizado alcanzó los 32,7 millones de euros, en contraste con las pérdidas de 61,5 millones de 2021.

La biofarmacéutica ha indicado que la comparación de sus resultados con el año pasado se ve afectada por una desinversión de productos en el primer semestre de 2021 y por los ingresos diferidos de AstraZeneca que finalizaron en el ejercicio pasado.

Las ventas ‘core’ de Almirall, que excluyen la contribución de AstraZeneca y Covis, se incrementaron un 5,3% entre enero y septiembre, hasta los 633,8 millones de euros, gracias a los productos recientemente lanzados por la compañía y al buen comportamiento del negocio de dermatología en Europa, que mostró un crecimiento interanual del 21%.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la biofarmacéutica ascendió a 146,4 millones de euros incluyendo AstraZeneca y Covis, lo que supone un 19,2% menos que en los nueve primeros meses de 2021. La compañía ha explicado que su Ebitda se ha visto afectado en 2022 por el aumento de la inversión en I+D y los gastos generales y de administración relacionados con los nuevos y próximos lanzamientos.

Por su parte, el Ebitda ‘core’ de Almirall (excluyendo AstraZeneca y Covis) descendió un 18,4% entre enero y septiembre, hasta los 134 millones de euros, mientras que el margen bruto ‘core’ se situó en el 66,5%, en línea con las expectativas de la compañía para este año y el siguiente.

Tras estos resultados, Almirall ha confirmado sus estimaciones financieras para 2022. «Estamos contentos con el buen impulso empresarial que hemos visto en el tercer trimestre, con nuestros motores de crecimiento mostrando unos crecimientos fuertes. Nuestro negocio principal sigue funcionando bien, en línea con nuestras expectativas, lo que nos sitúa en el objetivo de alcanzar nuestras estimaciones financieras para 2022», ha destacado el presidente de Almirall y CEO interino, Carlos Gallardo.

Gallardo ejercerá de CEO interino mientras Almirall encuentra al candidato definitivo para suceder a Gianfranco Nazzi, que abandonó recientemente la biofarmacéutica.

«La compañía puede contar con mi total dedicación y compromiso y con la de todo el equipo ejecutivo de Almirall mientras dure la búsqueda del nuevo máximo ejecutivo, en nuestro apasionante viaje hacia el liderazgo en dermatología médica«, ha añadido Gallardo.