Quantcast

Mapfre y Cajamar se incorporan a Renazca, el proyecto de revitalización de Azca

Renazca, la sociedad integrada por algunas de las principales empresas propietarias de edificios en Azca, en Madrid, anunció la incorporación de Mapfre y Cajamar como nuevos promotores del proyecto.

La compañía multinacional española dedicada al sector del seguro y la primera caja rural española y primera cooperativa de crédito española se convierten así en dos impulsores más del proyecto que revitalizará la plaza de Azca, junto con Merlin Properties, GMP Property Socimi, Monthisa y Corporación Financiera Alba.

El grupo Mapfre es propietario de varios inmuebles en el entorno de Azca. Por su parte, Cajamar es titular del edificio situado en el Paseo de la Castellana 87.

El proyecto cuenta, además, con el apoyo de los pequeños comerciantes de la manzana de Azca (agrupados en torno a la asociación Proazca) así como de las comunidades de propietarios residenciales situadas en el eje formado por las calles Orense y General Perón de la capital.

Miguel Hernández, director general de Renazca, asegura que “estamos muy satisfechos con la incorporación de Mapfre y Cajamar, y esperamos que en los próximos meses podamos seguir dando la bienvenida a más propietarios de edificios terciarios. La entrada de unas empresas de tal envergadura al proyecto, sumada al respaldo vecinal y de los comerciantes de la zona, pone de manifiesto la bondad del proyecto impulsado por la sociedad”.

Alfredo Muñoz Pérez, director general de Mapfre Inmuebles, afirmó que “Azca, por su ubicación y configuración, tiene un potencial de desarrollo que va mucho más allá de lo que representa hoy mismo. Creemos que Renazca es el vehículo idóneo para impulsar esa transformación. Mapfre se complace en unirse a esta iniciativa, aparte de por su interés patrimonial en el área, como entidad socialmente responsable y plenamente comprometida con el desarrollo urbano de nuestras ciudades, en este caso Madrid”.

El proyecto Renazca tiene como objetivo impulsar un plan de renovación integral para que “el corazón de Azca vuelva a latir”. El objetivo es que el espacio comercial se convierta en un referente para la ciudad, siendo una zona “más acogedora, segura y llena de vida en la que se pueda disfrutar de actividades de ocio y culturales durante todo el año”.

Su nacimiento prevé transformar el distrito financiero en un lugar de referencia a nivel nacional e internacional, de tal manera que se erija como un entorno donde la sostenibilidad y la seguridad vayan de la mano.

La renovación de la zona responderá a las necesidades y problemáticas del complejo económico-financiero con el objetivo común de hacer de este lugar “un referente de la ciudad del futuro enfatizando el protagonismo de la sostenibilidad, la accesibilidad y las zonas verdes y abiertas”.