Quantcast

Los alquileres ahogan a los jóvenes y los condenan a no independizarse

En España alrededor de 9 millones de personas que se encuentran entre los 18 y 35 años buscan independizarse. Sin embargo, se enfrentan a un grave problema y es que los sueldos no alcanzan para poder mantener los costos mensuales de los alquileres. Las personas que trabajan tienen unos ingresos medios de 1400 euros al mes y no es suficiente como para asumir los gastos, especialmente, en las principales ciudades del territorio. Parece que alcanzar la independencia cada vez es un lujo y la precariedad laboral junto con los altos precios de las viviendas lo convierten en una posibilidad aún más lejana.

Los alquileres cada vez se hacen menos asequibles para los jóvenes

Los alquileres ahogan a los jóvenes y los condenan a no independizarse

Los jóvenes españoles tienen una media de emancipación de 30 años mientras que en Europa es de 26 y medio. El Gobierno ha tomado medidas para ayudar a los jóvenes en busca de vivienda con un presupuesto de 200 millones de euros en bonos de alquiler. El requisito que se ha establecido para poder acceder a esta ayuda es tener entre 18 y 35 años con un sueldo de no más de 1700 euros al mes. Sin embargo, es una ayuda escasa ya que hay 9 millones de jóvenes que cumples con los requisitos y la ayuda solo alcanzará a 70 mil jóvenes al año.

Si para la mayoría de jóvenes independizarse alquilando un piso es una tarea complicada, más difícil es para ellos optar por comprar una vivienda. Este pasado mes de agosto ha habido una subida mensual del precio del alquiler en España pasando a establecerse en 11,3 euros/m2. Esto se traduce como una subida del 2,8% en los precios de los alquileres solo el mes de agosto y un 6,4% si hablamos de todo el año. Por lo tanto, los alquileres están subiendo a cifras inalcanzables.

¿Cuál es el precio de los alquileres en las capitales?

Los alquileres ahogan a los jóvenes y los condenan a no independizarse

En total, se cuentan 33 capitales que tienen un aumento en los alquileres. En el caso de la Palma, ha subido un 3,3%. No obstante, no es la única capital con una subida en los alquileres porque va seguida de Soria con un 3,1% de subida, Santa Cruz de Tenerife con un 3%, Valencia con un 3% y Alicante con un 2,4%. Lo mismo ocurre con Málaga que subió un 1,5%, San Sebastián un 1,4%, Madrid un 1,2%, Barcelona un 1% y Bilbao con un 0,3%. En todas estas capitales ahora cuesta más caro vivir de alquiler y se hace cada vez más duro tener los requisitos para mantener una vivienda mes a mes.

Una buena noticia es que en el caso de Huelva, los precios del alquiler han bajado un 4% y lo mismo ocurre en ciudades como Cáceres con un -3.8%, A Coruña con un -2,7%, Zamora con un -2%, Lleida con un -1.8% y Segovia con un -1.5%.

Y para concluir, Barcelona sigue manteniéndose como la capital con los alquileres más caros de España con un precio de 17,6 euros/m2. La segunda capital más cara es Madrid con un precio de 16,1 euros/m2, San Sebastián con 15,7 euros/m2, Bilbao con 12,6 euros/m2 y Palma con un precio de 12,5 euros/m2. En cambio, Zamora es la capital más barata de España con un precio de 5,6 euros/m2. Otras capitales económicas son Ciudad Real con un precio de 5,8 euros/m2 y Ourense con un precio de 5,9 euros/m2 (al igual que Cáceres).

¿Qué precios tienen las provincias de España?

Los alquileres ahogan a los jóvenes y los condenan a no independizarse

En cuanto a las provincias, el alquiler ha subido en 29 si comparamos los datos con el mes de julio. Las que más han subido de precio han sido Girona, Soria, Valencia, Cuenca y Cantabria. Las provincias que a día de hoy se encuentran más baratas con Huelva, Huesca, Cádiz, Almería y Pontevedra. De la misma manera que ocurre con los precios de Barcelona como capital, también ocurre en los precios de Barcelona como provincia que la mantienen como la más cara de toda España.

Respecto a las Comunidades Autónomas, los precios son parecidos ya que durante el mes de agosto han subidos los alquileres en Cantabria, Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid, Navarra y Canarias. Todas ellas seguidas por Cataluña, Euskadi, Región de Murcia, Asturias, y Castilla y León. Las Comunidades Autónomas más baratas en su conjunto son Galicia, Andalucía, La Rioja y Baleares. Todas ellas seguidas por Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Los precios de los alquileres están subiendo en aquellas ciudades que son capitales como es el caso de Barcelona y Madrid, pero están bajando en aquellas ciudades donde la demanda es muy escasa. Se puede percibir un patrón de descenso en ciudades que están siendo afectadas por el calor y la sequía como es el caso de Extremadura y Andalucía. Los jóvenes tendrán muchos problemas para encontrar vivienda si las condiciones laborales se mantienen en malas condiciones.