Quantcast

Las consecuencias de la crisis del Sevilla FC

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Desafortunadamente en el mundo del fútbol las rachas son más que habituales. Algunas de ellas duran más de lo esperado y acaban siendo muy negativas. Es precisamente lo que le está sucediendo al Sevilla FC.

La temporada pasada el club hispalense se caracterizaba por ser uno de los más fuertes en defensa. Todos los entrenadores coinciden en afirmar que este aspecto es muy importante. Las victorias empiezan por estar seguros atrás, no concediendo ocasiones.

Sin embargo, Monchi decidió deprenderse de dos activos fundamentales para los palanganas. Los dos centrales estrella se marcharon, uno de ellos al FC Barcelona. Hablamos de Jules Koundé.

No es la primera vez que el Sevilla vende a futbolistas tan importantes, pero hasta ahora siempre se habían suplido con recambios de una calidad similar. Por desgracia, no ha sido el caso.

La mala gestión por parte tanto del director deportivo como del presidente está derivando en una serie de situaciones adversas, las cuales describiremos a continuación.

Antes de hacerlo, conviene destacar el hecho de que el Sevilla parece estar remontando el vuelo. Es innegable que la llegada de Sampaoli marcará un antes y un después, puesto que no muchos equipos son capaces de empatar en Dortmund ante el todopoderoso Borussia. Aun así, no puede pasarse por alto todo lo malo que ha traído consigo esta crisis.

Acuerdos publicitarios con menores ingresos

¿Recuerdas los tiempos en los que el Sevilla contaba con patrocinadores muy relevantes y populares en sus camisetas? No hay que echar la vista demasiado atrás para dar con una época en la que el club hispalense tenía en la parte frontal de su equipación a una empresa de la talla de Marathonbet, la cual peleaba de tú a tú con otras casas de apuestas que tienen un montón de cualidades como Bet365.

Tanto en la camiseta como en el estadio había marcas de gran calibre, las cuales poco a poco van bajándose del barco. Pero, ¿cuál es el motivo? Básicamente el de la menor repercusión que obtienen ahora.

Aquello que desean las compañías al esponsorizar a un equipo de fútbol es hacer acto de presencia en competiciones de gran relevancia. Por desgracia, el periplo del Sevilla en la Champions League termina aquí, lo cual da pie a que su valor publicitario pierda enteros.

Lo mismo podemos decir de la Liga. Es evidente que las marcas pagan mucho menos a un club que se encuentra en puestos de descenso, factor en el que profundizaremos más adelante.

No puede pasarse por alto que los contratos publicitarios, al no proporcionar tantos ingresos como antes, derivan en que el Sevilla no pueda hacer buenos fichajes ni siquiera en el mercado de invierno que dará comienzo dentro de unas cuantas semanas. Así pues, estamos ante la pescadilla que se muerde la cola.

Adiós a Lopetegui

Hace poco se vivió en el césped del Sánchez Pizjuán una de las escenas más surrealistas de las que han tenido lugar en los últimos años en el mundo del fútbol español.

Julen Lopetegui entrenaba a sus jugadores sabiendo que ya estaba destituido, así que le tocaba hacer todo un papelón ante su propia afición. Al terminar el encuentro, el escenario se volvió extraño a más no poder cuando Monchi bajó al césped.

A pesar del lamentable espectáculo, no puede negarse que la afición palangana respondió de manera excepcional. Es en este tipo de situaciones cuando se demuestra que una hinchada está a la altura de las circunstancias.

Lo fácil para los sevillistas hubiera sido pitar a Lopetegui. En lugar de esto, lo que sucedió fue que todo el estadio aplaudió a quien en su momento fue seleccionador español. ¿Por qué lo hicieron? Básicamente a modo de reconocimiento.

Julen ha conseguido grandes cosas con el Sevilla FC. Por ende, la hinchada tenía claro que diez resultados malos a lo largo de esta temporada actual no podían empañar el intachable historial que tenía Lopetegui con el club hispalense.

Por otra parte, los palanganas son conscientes de que la culpa, en gran parte, no la tenía Julen, sino los altos cargos del club que no han estado a la altura de lo que exigía una situación como la anteriormente descrita en la que sí o sí había que acertar con los fichajes.

Cada vez más cerca del descenso

Finalmente toca hablar de la clasificación. El Sevilla lleva muchísimos años sin coquetear con el descenso, pero la situación actual poco tiene que ver con la de antaño. De hecho, en el momento de escribir estas líneas, el cuadro dirigido por Jorge Sampaoli se encuentra en posición de descenso, siendo el antepenúltimo de los veinte equipos que hay en la liga.

La afición tiene fe en Jorge Sampaoli y en sus jugadores, quienes hasta ahora no han ofrecido el rendimiento que se espera de ellos. Con un buen trabajo y unos refuerzos invernales que estén a la altura, el Sevilla FC no debería tener problemas para quedar en posiciones de media tabla.