Quantcast

Iván Espinosa de los Monteros pasa de ser «la estrella» de Vox, a ser «el estrellado»

La situación política española está cada vez más tensa, debido a la cercanía de los comicios autonómicos, municipales y, especialmente, comicios nacionales. Tensión política a la que, en los últimos días, se ha sumado la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023. Unas cuentas estatales que han vuelto a poner en el punto de mira a Iván Espinosa de los Monteros, quien no goza de una gran «popularidad» , ni dentro ni fuera de su partido, en las últimas semanas.

A apenas algo más de un año para las elecciones generales en España, y a pocos meses de las elecciones municipales y autonómicas en puntos clave del país como es la capital española, los nervios de las distintas formaciones políticas han comenzado a salir a la luz. Unos nervios, no sólo a nivel interno, sino también ante los ciudadanos y ante los medios de comunicación, siendo muchos los líderes políticos que buscan ahora la suficiente notoriedad para salir «victoriosos» de las próximas citas con las urnas.

Una situación que, sin embargo, parece estar «pasando factura» a Iván Espinosa de los Monteros. Y es que el portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados parece no estar atravesando su mejor momento político, ni dentro ni fuera de la formación liderada por Santiago Abascal.

ENFRENTAMIENTO DIRECTO CON NADIA CALVIÑO

Aparente caída en picado del portavoz de la formación de Santiago Abascal que se ha podido comprobar en el Hemiciclo. Y es que, tras unos complicados días en los que la crítica política se ha centrado en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, Espinosa de los Monteros no ha dudado en tomar la palabra para criticar estas cuentas nacionales.

Así pues, el portavoz de Vox destacaba en el Congreso de los Diputados la mala gestión del actual Gobierno nacional. Una gestión que, tal y como aseguraba Espinosa de los Monteros, parece estar centrada en el beneficio de los propios integrantes del Ejecutivo, y no en las necesidades de todos los españoles. «Desde que han llegado al Gobierno, no conozco a ningún español que haya prosperado, excepto ustedes y los indocumentados de Podemos» criticaba el de Vox».

Palabras que eran rápida y contundentemente contestadas por la ministra de Hacienda, Nadia Calviño, quien dejaba en claro «ridículo» a Espinosa de los Monteros en el Parlamento. «Dice usted que no conoce a ningún español que se beneficie de la acción de este Gobierno. Pues tiene que revisar usted a sus amigos» respondía la socialista.

«¿No conoce a nadie que se beneficie de las becas? ¿De la inversión en educación?¿Que no conoce a nadie que se beneficie de la sanidad pública, del transporte público gratuito, de las ayudas a los autónomos?» criticaba la ministra Calviño. Preguntas que arrancaban los aplausos en la sala frente a un Espinosa de los Monteros que se quedaba con pocos apoyos en el hemiciclo.

ESPINOSA DE LOS MONTEROS, «SUPERADO» POR MACARENA OLONA

Una falta de apoyos «fuera» del partido que también parece estar produciéndose entre las propias filas de Vox. Y es que Iván Espinosa de los Monteros tampoco parece estar exento de polémica dentro de su propio partido. Especialmente, tras la marcha de Macarena Olona de la formación de Santiago Abascal.

Y es que, detrás de la candidatura de Olona como líder de las listas de Vox por Andalucía, y posteriormente su salida de la política, muchos dentro de la formación verde aseguran que se encontraba Iván Espinosa de los Monteros. Una «estrategia» del portavoz de Santiago Abascal que habría buscado acabar con el «poder» que amasaba la política, mostrándole el camino fuera de la cúpula principal de la formación.

Un movimiento que, sin embargo, ha acabado, no sólo con Olona fuera del partido y buscando opciones políticas, sino también con una formación que cada vez parece estar más incómoda con las acciones de su portavoz. Algo que está haciendo que, en las últimas semanas, la figura de Espinosa de los Monteros haya pasado de ser la «estrella» de la formación ante los medios de comunicación y en el Congreso, a ser el «estrellado» ante sus «batallas» con mujeres de carácter como Nadia Calviño o Macarena Olona. Algo que, sin duda, podría pasarle factura en los próximos comicios generales.