Quantcast

Huevos rotos con gulas: la receta rápida que está para morirse

Ya sea a modo de aperitivo, o para hacer de comida o cena principal, hay recetas que parecen tenerlo todo: son sencillísimas de hacer, están ricas y suelen gustar a todo el mundo. Un buen ejemplo de ello son los huevos rotos con gulas. Si los huevos rotos de toda la vida ya acostumbran a ser todo un acierto en cualquier situación, de la forma que te presentamos a continuación, suponen un éxito garantizado en las reuniones con la familia y los amigos. Y sin tener que pasar mucho tiempo en la cocina. Todo lo contrario, es un plato que se puede apañar en un momento.

Pero a pesar de su sencillez, tiene sus trucos, como expondremos en este artículo, para que queden geniales.

Ingredientes de los huevos rotos con gulas

Huevos rotos con gulas: la receta rápida que está para morirse

Los principales ingredientes de esta receta, como no podría ser de otra forma, son tanto los huevos como las propias gulas. Pero aparte se necesitan otras cosas, como son las patatas (igual que si se tratara de unos huevos rotos normales), aceite de oliva, ajo, guindilla y sal.

O lo que viene a ser lo mismo: productos cotidianos que generalmente se tienen en toda despensa. Nuestro consejo es contar siempre con un paquete o dos de gulas para apañar este plato cuando se tercie la ocasión y no se tengan demasiadas ganas de enfollonar en la cocina.