Quantcast

Cómo se financia una startup

Startup es una palabra que se emplea para hacer referencia a una empresa nueva o emergente, que hace uso de las tecnologías nuevas para incrementar velozmente su crecimiento, o por lo menos, aumentar sus posibilidades de tenerlo a corto plazo, de manera que es algo que está de moda en el mundo de los negocios y aquí te vamos a contar como es su financiamiento.

¿Qué significa el término startup?

¿Qué significa el término startup?

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua, es un anglicismo con un contenido bastante escueto, porque básicamente quiere decir empresa que es de creación reciente y que tiene una base tecnológica. Esta palabra ha sido incorporada a nuestra manera personal de hablar en un tiempo relativamente corto, al igual que lo han hecho las tecnologías que cambian todos los días.

La posibilidad de digitalizar todo logró cambiar la visión, la percepción y el modo de hacer las cosas en todos los ámbitos de la vida diaria, incluyendo la manera en que se crean las empresas, y allí el término startup se emplea para hacer referencia a una empresa nueva que junta la tecnología con el emprendimiento, es decir, empresas tecnológicas.

¿Qué es lo que opina la Cámara de Comercio de España sobre éste término?

Esta importante Cámara ha afirmado que una startup es una empresa cuya creación es reciente o que tiene una edad temprana y cuya actividad representa grandes opciones de crecimiento y una capacidad de comercialización de sus productos o sus servicios por medio de la implementación de tecnologías relacionadas con la comunicación y la información.

¿A qué se debe el éxito del término startup?

Sin duda, el éxito del término se debe al gran desarrollo exponencial que tuvieron algunas empresas en un tiempo relativamente corto, en particular las que se dedican a la tecnología, entre las que podemos mencionar a Amazon, Facebook, Apple o Google. Todas ellas comenzaron como una startup, y con el éxito que lograron alcanzar se posicionaron como los gigantes que ahora son, produciendo riquezas inconmensurables para sus propietarios.

¿Qué es lo que define a una startup?

Uno de los asuntos que las caracteriza es que, mientras las demás empresas que usan medios de producción o prestan servicios de modo convencional, normalmente tiene un objetivo de un crecimiento del 10% al año, lo cual es bastante ambicioso, en una startup ese objetivo normalmente es multiplicar su negocio por sí mismo unas 3 o 5 veces dentro del mismo año, lo que representa una cifra astronómica para los estándares convencionales.

¿Cuáles son las características de una startup?

¿Cuáles son las características de una startup?

Una empresa sólo podrá ser calificada como una startup si reúne una cantidad de características, entre las que se encuentran principalmente el coste inicial bastante reducido, la juventud, el enfoque global, el uso de tecnologías y sus posibilidades de escalabilidad, por lo que son empresas tecnológicas Ahora bien, estas características podrían reducirse o ampliarse en función de la fuente que estemos consultando, pero las que hemos mencionado son las más habituales.

Costes iniciales reducidos

Esta clase de empresas nacen bajo la premisa de unos costes bajos en la producción, con un rápido crecimiento, incrementando sus márgenes de beneficios. Sus inicios normalmente se caracterizan por tener un personal escaso, sin una oficina o sede propia, incluso puede ser que comiencen en una oficina compartida, que es lo que se conoce como coworking.

Juventud

Como se dijo antes, son empresas emergentes, que están en las primeras etapas de su gestión sobre la marca, la venta y la contratación de trabajadores, de modo que no poseen un posicionamiento que sea previo.

Enfoque global

El principal objetivo de una startup es un crecimiento y una expansión rápida, por ello se enfocan en el ámbito global y amplio, donde pueden encontrar el mayor número de clientes, en cambio una pyme sólo se enfoca en un mercado delimitado a un ámbito que puede ser nacional o local.

Uso de tecnologías e innovaciones

Estas empresas nacen y están basadas en ideas que son innovadoras, con las que se pretende dar satisfacción a nuevas necesidades del mercado. Por ello se apoyan en las nuevas tecnologías digitales, con el fin de evolucionar más rápido, un modo de actuar bastante diferente a una pyme, que posiblemente también haga uso de nuevas tecnologías, pero su modelo de negocios no está basado en la innovación.

Escalabilidad

En esta clase de empresas, lo que se busca principalmente es incrementar su tamaño y sus ingresos en un corto lapso de tiempo, lo que va de la mano con el incremento de la producción y las ventas, sin que sea necesario incrementar los gastos. En cambio la visión de una pyme es más tradicional, porque éstas ingresan en un mercado tratando de alcanzar un modelo de negocios que sea más lineal.

¿Cómo se financia una startup?

¿Cómo se financia una startup?

Esta podría ser otra característica de esta clase de empresas, pero las formas de hacerlo son tan peculiares y diferentes, que se requiere dar una explicación por separado, debido a la gran diferenciación respecto a una pyme, porque una startup la da prioridad a inversiones de capitales externos.

Para que se entienda mejor, existen dos maneras de financiar una empresa, que son por medio del capital que es puesto en común por los socios fundadores, lo que recibe el nombre de bootstrapping, o dar acciones o participaciones a inversores externos a cambio de que inviertan en la empresa, lo que recibe el nombre de equity-funding.

Las startup se financian por medio del proceso de equity-funding, y el mismo puede presentarse de distintas maneras, que se conocen como FFF (Family, friends and fools), venture capital, (capital semilla), business angels, crowdfunding, subvenciones públicas o con el apoyo de una incubadora.

FFF (Family, friends and fools)

Cuando el dinero lo ponen personas del entorno del emprendedor, aportando un pequeño capital para apoyarlo en su proyecto, de modo que pueda dar sus primeros pasos.

Venture Capital

Aquí nos referimos a la inversión por correr una aventura, esto es, un riesgo, pero esta clase de financiación se presenta cuando la empresa ha avanzado en su actividad. El capital es aportado por fondos de inversión que se especializan en esa actividad. Con estos fondos es posible conseguir mayores cantidades de capital, y lo usual es que el aporte se haga por partes.

Capital semilla

Se obtiene una financiación externa que se basa en el potencial que tenga la idea del negocio a desarrollar y en el equipo de trabajo que la va a ejecutar, en lugar de basarse en unos resultados.

Crowfunding

Por este medio, la financiación se obtiene por medio de un colectivo de un grupo de individuos, siempre vía internet. Hay dos maneras de obtener financiación por medio de un crowfunding, que son ofreciendo alguna clase de interés a cambio del capital (lending) lo que se parece mucho a un préstamo; u ofrecer participaciones o acciones en la empresa a cambio de la inversión (equity).

Business Angels

Hay ángeles de los negocios, esto es, personas que se especializan en apostar por darles capital a las startups, como una inversión personal, en lugar de invertir en acciones de bolsa o en otras empresas.

Subvenciones públicas

Aquí es muy sencillo entender que el financiamiento puede venir de un programa de ayudas o subvenciones a distintos niveles de un Estado.

Incubadoras

Son otras organizaciones cuya actividad es brindar ayuda para el aceleramiento en el crecimiento de una startup, incrementando sus posibilidades de éxito económico, bajo la tutela de personal experto, que después podría participar en el financiamiento del emprendimiento.