Quantcast

La Reina Letizia y Jill Biden, complicidad y sonrisas en el acto central del «Día Mundial de la Investigación en Cáncer»

Segundo y último día del breve pero intenso viaje de la Reina Letizia a Nueva York, que ha puesto el broche de oro a una agenda repleta de reuniones de alto nivel – con Unicef, la FAO y la OMS entre otras organizaciones – presidiendo con Jill Bide el acto central del «Día Mundial de la Investigación en Cáncer».

La jornada dio para mucho y, antes de su esperado reencuentro con la primera dama de los Estados Unidos – con la que conectó a la perfección durante la cumbre de la OTAN que se celebró en Madrid el pasado mes de junio – Doña Letizia iniciaba el día manteniendo un encuentro en el Instituto Cervantes de Manhattan con investigadores españoles en materia de lucha contra el cáncer. Presidenta de Honor de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), la monarca ha vuelto a demostrar su compromiso con la lucha contra esta enfermedad.

Sublime, la Reina ha optado por un total look blanco estrenando un elegante vestido de Ralph Lauren de largo midi, corte camisero y falda plisada, con el que ha querido hacer un nuevo guiño a Estados Unidos. Y es que al igual que hizo el día anterior al lucir un diseño rojo de la colección cápsula de Narciso Rodríguez para Zara, Doña Letizia ha vuelto a elegir un diseñador norteamericano durante su visita a Nueva York.

Sin tiempo para cambiarse de atuendo, su Majestad se ha desplazado hasta la Universidad de Columbia para reunirse con Jill Biden y presidir, junto a la mujer de Joe Biden – con la que no sabemos si llegó a encontrarse durante el multitudinario funeral de Estado de la Reina Isabel II en Londres – el acto central del «Día Mundial de la Investigación en Cáncer».

Un reencuentro en el que Doña Letizia y la primera dama americana en el que hemos vuelto a ver sonrisas, miradas cómplices y gestos de cariño entre ambas, confirmando el ‘feeling’ que ambas sintieron durante la cumbre de la OTAN celebrada en nuestro país hace escasamente 3 meses.

Durante su esperado cara a cara con Jill Biden – en el que por cierto ambas han vestido de blanco impoluto – las hemos visto conversando amigablemente y visitando una exposición de paneles sobre la investigación contra el cáncer, tema en el que tanto nuestra monarca como la primera dama están completamente volcadas.

De ahí las palabras que Doña Letizia ha querido dedicar a la mujer de Joe Biden durante el aplaudido discurso que ha dado durante el acto, en el que además de insistir en la importancia de la colaboración global para luchar contra el cáncer, ha agradecido a su «querida Jill», su «apoyo constante», su «fortaleza» y el «impulso inspirador» que supone en la lucha contra el cáncer y que, como ha destacado, ella misma pudo comprobar durante su reciente visita a Madrid.