Quantcast

Podemos e IU precisan que la marca Unidas Podemos no es obligatoria para las autonómicas y no se cierran a su uso

Podemos e IU han reafirmado su voluntad de concurrir juntos a los comicios autonómicos y han aclarado que en las futuras coaliciones territoriales entre ambos no es obligatorio usar la marca Unidas Podemos, aunque su empleo también es perfectamente posible. En este sentido, el líder de IU, Alberto Garzón, ha señalado que cada territorio tendrá libertad para decidir sobre cómo se llamarán la lista conjunta, donde hay además una disparidad de denominaciones, mientras que el portavoz del grupo parlamentario, Pablo Echenique, ha recalcado que hasta el momento no hay ningún nuevo respecto al asunto de la marca de listas conjuntas.

Así se han pronunciado tras conocerse la reunión que mantuvieron en junio las direcciones de ambos partidos para abordar el nuevo ciclo electoral, donde se refrendó la voluntad de coaligarse sin definir la denominación, aunque dejando patente que no tendrían que denominarse Unidas Podemos y se dejaba abierta la opción de concretar otras fórmulas. Respecto a este asunto, fuentes el espacio confederal explican que hay una corriente que aboga por optar por visibilizar las siglas de los partidos en el nombre de la candidatura donde ‘Unidas Podemos’ no ha dado resultado o respetar esa denominación, adaptada al territorio. Pero en ningún caso crear candidaturas donde Podemos e IU no sean reconocibles o no asentadas, como apreciaron en Andalucía.

También hay otro marco de opinión que incide en que Unidas Podemos es una denominación que arrastra cierto desgaste, que en algunas comunidades no ha funcionado y deberían dejarse a un lado, y que su futuro está en el aire, ante la plataforma ‘Sumar’ que impulsa la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz y que no estará lista para las generales.

El líder de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha explicado este mañana que el objetivo de su organización es «repetir como mínimo» la alianza con Podemos en 2019 y que la ejecutiva que dirige ha animado a todas las federaciones a lograr ese tipo de acuerdo. Por tanto, el objetivo de sellar la coalición entre las dos fuerzas principales de Unidas Podemos es claro, porque el espacio confederal «goza de buena salud» y actúa de forma «cohesionada», como puede apreciarse en el grupo parlamentario en el Congreso.

Otra cuestión, ha precisado Garzón tras acudir a un congreso sobre el cambio climático, es el asunto de la marca y aquí son los partidos en el territorio los que deciden cómo se concreta la nomenclatura. «Se pueden llamar perfectamente Unidas Podemos si así lo quieren o con otras fórmulas, como en Andalucía, o como les parezca oportuno», ha disertado.

Por tanto, ha enfatizado que IU tiene claro que quiere concurrir junto a Podemos y que ambas formaciones tienen que aportar en el futuro al proceso de ‘Sumar’, que impulsa la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz en el ámbito nacional, para «construir» desde «lo común» y también incorporar al resto de actores progresistas. Mientras, Echenique ha señalado que no hay ningún tipo de acuerdo nuevo que suponga renunciar obligatoriamente a la marca Unidas Podemos y que, sobre este tema, se han dicho cosas imprecisas.

DISPARIDAD DE CRITERIOS POR CCAA

Fuentes de ambos partidos explican que que Unidas Podemos es sobre todo la nomenclatura acordada desde 2016 para las dos últimas elecciones generales y ceñida al ámbito del grupo parlamentario, pero no es obligatoria para los comicios autonómicos y, de hecho, su uso no ha sido generalizado durante este tiempo en las coaliciones entre ambos partidos. Su empleo, por ejemplo, ha sido reciente en las últimas elecciones en Castilla y León y en el caso de la Comunidad de Madrid, aunque en la cita con las urnas de 2019 no fue el caso y la coalición, donde participaron también Anticapitalistas, fue finalmente Podemos-IU-Madrid en Pie. A su vez, se ha recurrido a ella en Baleares y en la Comunidad Valenciana, aunque en este caso con referencias a las siglas desde la fórmula Unides Podem – EUPV.

En contraposición, se ha apostado por otras marcas a la hora de las elecciones en otras comunidades, como Unidas por Extremadura, Galicia en Común (aunque acompañada también por Unidas Podemos y las siglas de las formaciones), Elkarrekin Podemos (Juntos Podemos) en el País Vasco o el caso andaluz, que en 2019 no optó por la fórmula de Unidas Podemos y el pasado junio se gestó la coalición ‘Por Andalucía’ donde estaba presente también Más País.

Además, en Navarra ya se ha logrado un acuerdo entre Podemos, Izquierda Unida, Batzarre e Independientes para concurrir juntos a las elecciones y se ha escogido que el nombre de la candidatura sea ‘Contigo Navarra’. En La Rioja las dos principales fuerzas del espacio confederal también han sellado una alianza. Mientras hay regiones donde Podemos e IU han concurrido por separado a las elecciones, como es el caso de Asturias, Murcia o Aragón.