Quantcast

Marlaska rompe su silencio sobre Melilla

Tras muchos meses de silencio e incomodidad en el Gobierno y ante la oposición, finalmente el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha hablado sobre la complicada situación que se vivía en Melilla el pasado mes de junio. Unas explicaciones del ministro socialista que, sin embargo, no han gustado dentro de Amnistía Internacional, que no ha dudado en cargar duramente contra el ministro y sus declaraciones públicas.

El pasado mes de junio se producía un intento masivo de saltar la valla fronteriza con España. Un suceso en el que se acababan produciendo varios heridos y más de 20 fallecidos, debido al enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad del Estado que protegían la valla, y aquellos que intentaban entrar ilegalmente en el país.

Un suceso, ocurrido también en un marco de gran tensión diplomática entre España y Marruecos, que llevaba a muchos a criticar la forma de actuación del Gobierno nacional y, en especial, de los agentes, dependientes del ministerio de Interior de Marlaska Unas críticas ante las que el ministro ha guardado silencio… hasta este miércoles, cuando salía ante los medios de comunicación para defender la actuación de los agentes.

MARLASKA DEFIENDE LA ACTUACIÓN POLICIAL

«A las 8:20 horas del 24 de junio, había dentro del recinto fronterizo 1.700 personas divididas en dos grupos. El primero, conteniendo la actuación de las fuerzas de seguridad de Marruecos mediante el empleo de piedras, palos y objetos ofensivos. Y otra que trataba de forzar las puertas de seguridad utilizando hachas, mazas, e incluso, una sierra radial manual» ha explicado el ministro.

Un ataque que, tal y como explica Marlaska, fue contestado por los agentes españoles, con una actuación que el socialista ha definido como «proporcional» y «oportuna». «Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado proceden al rechazo en la frontera conforme a los procedimientos establecidos y al marco normativo y jurisprudencial de referencia» ha destacado.

Respuesta proporcionada que, tal y como ha explicado Grande-Marlaska, acababa desembocando en 55 guardias civiles heridos, y variado material y equipamiento dañado durante el conflicto. Una terrible situación en la que, ante el Pleno de la Cámara, el ministro ha lamentado la pérdida de vidas humanas, enviando su «solidaridad» a los agentes heridos durante el «violento» intento de entrada en el país.

AMNISTÍA INTERNACIONAL REACCIONA ANTE LAS PALABRAS DEL MINISTRO

Sin embargo, esta defensa de la actuación de los agentes de la Guardia Civil ante el asalto a la valla del pasado mes de junio no han sido bien recibidas por parte de todos los sectores sociales. Así pues, a pesar de que muchos esperaban estas explicaciones de Marlaska, desde Amnistía Internacional no han tardado en criticar la actuación del ministro.

«Los intentos de Marlaska de justificar la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas y marroquíes asegurando que fue una entrada irregular violenta injustificable son muy preocupantes» han criticado, a través de un comunicado, los integrantes de Amnistía Internacional. «Por un lado asegura que somos un país solidario y acogedor, pero es difícil defender algo así cuando se ven las imágenes de los sucedido».

Imágenes que, según esta organización, muestran que, en la búsqueda de defender «el derecho de los estados para controlar sus fronteras», los agentes españoles se extralimitaron en sus funciones. «Esto no justifica ese desproporcionado uso de la fuerza con el que actuaron los agentes, y las aseveraciones de que se garantizó el acceso a procedimientos para personas vulnerables son directamente falsas, cuando sabemos que hubo devoluciones en caliente» critican.