Quantcast

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, preparado para surcar el cielo de Nintendo Switch

Todos los usuarios de la consola híbrida Nintendo Switch tienen motivos más que justificados para sonreír. La veterana máquina no solo parece seguir vendiéndose como el primer día, sino que también presentará lanzamientos que ya están haciendo soñar a sus fieles aficionados. Pero entre las muchas novedades que asoman en su horizonte, hay una que destaca por delante de todas las demás: The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom.

Aunque el juego ya llevaba tiempo más que confirmado, no ha sido hasta el último Nintendo Direct cuando se dieron a conocer todos los detalles. Finalmente la secuela del exitoso Breath of the Wild tiene fecha de lanzamiento. Un día que a buen seguro casi todos los poseedores de una Nintendo Switch ya han marcado en su calendario: será el 12 de mayo de 2013 cuando Link vivirá su nueva y prometedora aventura.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, preparado para surcar el cielo de Nintendo Switch

Tal y como se esperaba, el bautizado como The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom continuará los pasos de la anterior entrega de la serie, pero expandiendo al máximo su universo, con un nuevo mundo que se abrirá en el cielo y que se podrá recorrer, a juzgar por lo mostrado hasta el momento, con un nuevo ingenio. Link abandonará la paraverla conocida por los fans para utilizar un planeador de piedra con forma de pájaro, por el que podrá recorrer los distintos escenarios.

No hay que olvidar que ya en Breath of the Wild la exploración vertical era uno de los grandes atractivos del juego, sin olvidar las clásicas mazmorras o los enemigos, con guiños a otros clásicos como Shadow of the Colossus o Skyrim. En esta ocasión, en cambio, desde la propia Nintendo han confirmado otra sorprendente inspiración para los desarrolladores: Red Dead Redemption 2.

Por lo demás, todo parece sugerir que el nuevo Tears of the Kingdom se mantendrá fiel a los pilares que los fans esperan de él, con un vínculo entre la nueva entrega y Breath of the Wild similar al que en su día mostraron los míticos Ocarina of Time y Majora´s Mask.

Una franquicia imprescindible

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, preparado para surcar el cielo de Nintendo Switch

Las expectativas generadas con el nuevo acercamiento a este próximo Zelda no son, en cualquier caso, ninguna sorpresa. La saga de Nintendo no solo es una de las más antiguas e influyentes en la historia de los videojuegos, sino que lleva vendidas más de cien millones de ejemplares desde sus comienzos, que se dice poco. Además, muchas de sus entregas, como su debut en los 8 bits de NES, A Link to the Past o la ya nombrada Ocarina of Time, están reconocidas por aficionados y profesionales como algunos de los mejores juegos de todos los tiempos.

A ellas se sumará el año que viene Tears of the Kingdom, que tendrá que “combatir” con otras apuestas prácticamente seguras de Nintendo. Tal será el caso de Fire Emblen Engage, la vuelta de la saga de culto con combates por turnos, que se adelantará a Link y estrenará el año 2023 apareciendo el 20 de enero.

Por su parte, el infatigable fontanero Mario fusionará de nuevo su universo de champiñones y princesas con el de los locos Rabbids de Ubisoft, aunque para disfrutar de esta aventura no será necesario esperar tanto: se pondrá a la venta este mismo mes de octubre.

Lo que está claro, teniendo en cuenta todo esto, es que Nintendo Switch sigue en plena forma, como comentábamos al principio del artículo, a pesar de llevar más de cinco años en el mercado. Un tiempo más que significativo, en términos de generaciones consoleras, pero que no parece afectar a la máquina, cuyo ciclo de vida seguro que todavía nos tiene guardadas muchas alegrías.